3 dic. 2014

Jimmy, la cacería del Frente Atlético y la repugnante manipulación mediática

En pocas ocasiones se había llegado al extremo de intoxicación mediática y policial como en el caso del asesinato de Jimmy, el aficionado del Deportivo que fue golpeado con una barra de hierro y, sin conocimiento, tirado al río por parte de los nazis y asesinos, valga la redundancia, del Frente Atlético. Lo que en otras ocasiones ha podido ser descarada, en unos casos, o sibilina, en otros, manipulación mediática, en el caso que nos ocupa, se ha llegado a extremos de verdadero TERRORISMO INFORMATIVO, sobrepasándose lineas rojas y límites éticos que merecerían señalar con el dedo, con nombre y apellidos, a sus autores.

Este texto no pudo ser escrito el domingo pues, a la barbarie del asesinato, había que añadir la dolorosa falta de respeto de los medios de comunicación ante un asesinato premeditado, planificado y orquestado por la misma gentuza nazi-fascista que en 1998 segó la vida de Aitor Zabaleta, a quien estas alimañanas del Frente Atlético, incluso en el día de ayer, dedicaron sus insultos inmisericordes, escupiendo en su memoria, en su honor y en sus seres queridos.

Con este escrito, no solo trato de exponer, ahora, con serenidad, las sombras que rodean al asesinato de Jimmy, su planificación, la execrable actuación policial -que a día de hoy SIGUE SIN HABER DETENIDO a los responsables, pese a los numerosos videos existentes- y la inmisericorde campaña de "limpiamiento" a los asesinos y de "criminalización" de las víctimas. También mostrar mi punto de vista como alguien que, antes de que apareciesen los primeros escritos de la prensa, estuvo en Twitter leyendo y recibiendo mensajes que CONTRADECÍAN totalmente la versión policial y mediática, algunas de ellas, hechas noticia en algunos casos. Pero también abrir a la reflexión general, pues, en estos días he sentido verdadero pánico al ver a gente, teóricamente antifascista, minimizar e incluso no posicionarse ante lo que es, sin duda alguna, un nuevo ASESINATO FASCISTA, en una larga lista que en España, desde la "democracia", suma más de 100 víctimas, sin que se hayan tomado medidas contra ello. Tampoco sorprende.

1. La supuesta "quedada para pegarse": En realidad, una encerrona organizada por el Frente Atlético

Primer bulo que, desde el minuto 1, difundieron los grandes medios de comunicación de fuentes policiales sin contrastar, a través de los voceros de la Jefatura de Policia de Madrid, la cual siempre ha estado activamente trabajando contra todo lo que huela a izquierda -recordemos la criminalización de las Marchas de la Dignidad o de los bulos salidos a periódicos como ABC sobre "Alfon", que luego cayeron por su propio peso- mientras ha dejada clara su laxitud, cuando no cierta simpatía e inactividad por los grupos de extrema derecha.


Dicho bulo, difundido masivamente, con ayuda de una entrevista a un supuesto amigo de la víctima - que nadie conoce y del que nunca más se supo- ha sido el que ha servido a los medios para calificar de "reyerta", "pelea" y verter toneladas de mierda sobre los hinchas del Deportivo, los cuales, sin embargo, desde la TVG, han señalado a quienes les haya querido escuchar, que lo sucedido fue un ataque premeditado.


Enlace al audio de la TVG: http://www.crtvg.es/informativos/cronoloxia-dos-incidentes-942290

Onda Cero: http://www.ondacero.es/deportes/quedada-previa-hincha-deportivo-atletico_2014120100349.html






Tweet de la periodista Ana Terradillos, de la SER, 12 horas después del asesinato, indicando que no se señala en el informe policial que hubiese quedada previa



Además, otra de las piezas de esta mentira es que los miembros del Deportivo iban pertrechados de palos, cosa negada de forma tajante por el chófer del autobús, que niega que llevasen nada que haga suponer eso.

Tweet de la cadena COPE de la Coruña:







Sin embargo, quienes si habían quedado y, supuestamente, la Policia estaba enterada, fueron los ultraderechistas del Frente Atlético. Asi lo afirmaron las fuentes de la Policía a varios medios de comunicación. Incluso, en EL PAIS, en la primera noticia, el periodista redactor recogía un testimonio de una persona que estuvo por la zona y que afirmaba "haber visto a los miembros del Frente Atlético hacerse fotos con las armas, bates y palos que portaban" (Aquí enlace a dicha fuente) lo que viene a corroborar la versión ofrecida por los miembros de RiazorBlues y silenciada por las agrencias de noticias y medios convencionales.

2. El oscuro papel de la Policía

En todo momento, sirviendose de informaciones contradictorias, que acaban siendo distintas en cuestión de horas, la labor de intoxicación informativa vino dada por el hecho de que los periodistas, sin contrastar las fuentes, hicieran caso a pies juntillas a la versión policial que fue cambiando con el paso de las horas. Lo que el domingo era "una quedada entre miembros de ambas hinchadas", el lunes pasaba a ser "que no habían quedado en ningún momento". Y, por sorprendente que parezca, el martes volvía a ser una "quedada" difundida por la Agencia EFE, de fuentes policiales.

Por no hablar de los testimonios aparecidos en EL PAIS, donde alguien aseguraba la completa inacción policial. O en EL MUNDO, donde se afirmaba, de fuentes policiales, la existencia de un "infiltrado" en el Frente Atlético.

Que las simpatías de la Policía van hacia la ultraderecha no es ningún secreto. Basta que cualquier lector se pase por foros de la Policía para ver el lenguaje que se utiliza: El uso de "guarros" "perroflautas" e "izmierda"  para referirse a la izquierda más combativa, calcadas de las usadas por los nazis y los fascistas, las críticas a los inmigrantes, los "pocos metros de valla en Melilla", la excesiva laxitud y la necesidad "de mano dura" coinciden, a la perfección con los mismos argumentos usados desde esa camada ideológica.

El vídeo de EL PAIS donde aparece un policía en actitud pasiva mientras están machacando a Jimmy y a otras personas, poco antes de arrojarle al río, ha pasado sin pena ni gloria, cuando se deberían estar exigiendo las pertinentes responsabilidades ¿Acaso no es una omisión del deber de socorro, más si cabe en un agente de policía? Pero también hay muchas preguntas sobre el papel de la Policía que siguen sin respuesta:
 

Si, como se afirma en Onda Cero por parte de altos mandos policiales, se sabía de la existencia de una quedada de ultraderechistas del Frente Atlético, ¿a qué se debe la inacción policial?

Si, según la información de EL MUNDO, existe un infiltrado policial en el Frente Atlético ¿cómo es que no informó de lo que se estaba cociendo?¿Es verdaderamente un infiltrado de la Policía?¿O comparte el ideario del Frente Atlético?¿O es, en realidad, -como se preguntaban jocosamente en las Redes Sociales- un infiltrado del Frente Atlético en la Policía?

¿Cómo es que la Policia, empeñada en la persecución de grupos ligados a la izquierda como Bukaneros, tiene tanta laxitud cuando se trata de grupos de extrema derecha? La pregunta puede llegar a ser incluso retórica, al igual que las siguientes.

¿Qué motivó que la Policía afirmase datos desmentidos por los aficionados del Deportivo como la supuesta quedada, nunca producida?¿Qué intencionalidad tenía afirmar la presencia de miembros de Bukaneros, desmentida rotundamente por los aficionados del equipo vallecano?

¿Por qué, la Policía, una vez conocido el asesinato, en lugar de detener a miembros del Frente Atlético, se dedicó a perseguir e identificar de forma indiscriminada a los aficionados del Deportivo, algunos incluso, sin relación con Riazor Blues -denunciado en redes sociales durante el mediodía del domingo-, permitiendo, al mismo tiempo, a los asesinos,  que, ocultos en la masa que acude al estadio de fútbol, pudieran  escaquearse y no ser detenidos, a pesar de haber cometido un ASESINATO?

¿Por qué, el Ministro del Interior, ante preguntas incómodas de periodistas no empotrados, afirmó que no se debía poner "la lupa" en la Policía y si en "los ultras"? ¿Qué teme el ministro?¿Qué indica su nerviosismo?

3. El indecente papel de los medios: CRIMINALIZANDO a las víctimas y MINIMIZANDO a los criminales.


Mientras el crimen, calificado de reyerta e incluso de "pelea", por los medios, pasaba a ser un asunto secundario, los grandes medios de comunicación se dedicaban, desde los más derechistas a los más "progres", a poner el foco en los Riazor Blues. Que si eran violentos, que si son peligrosos, que si eran poco menos que "el demonio". Llegaba a tal paroxismo la situación, que, en ocasiones, te preguntabas, si la intención de la prensa era convertir a las víctimas en los asesinos, como si hubiera sido un "suicidio". Páginas y más páginas llenaban todos los mass media sobre Riazor Blues, vertiendose mierda a toneladas e incluso, sin guardar las 24 h que se suponen de "cortesía", esos mismos medios empezaban a sacar, como no, de fuentes POLICIALES, los antecedentes de la víctima y, prácticamente, los errores que hubiera cometido en el pasado.

¿Alguien, en sus cabales, imagina que, tras el asesinato de cualquier persona, se dedicasen los medios a sacar las multas de tráfico, los juicios que esa persona había tenido, los antecentes (policiales, que no implica que haya sentencia judicial)?¿Nadie se ha molestado en comprobar, haciendo uso de su razón, que esos datos solo tienen la execrable función de MINIMIZAR el asesinato, de hacer crear la sensación colectiva del equidistante "ALGO HABRÁ HECHO, NO ERA UN SANTO"? De hecho, eran muchas las personas que, ante eso, empezaron a usar frases como: "Se lo ha buscado", "Vale, es un crimen, pero es que tampoco era un santo", "Trigo limpio, desde luego no era".

Era tal la náusea que producía leerlo que afirmar que, en ese ejercicio periodístico, la prensa generalista estaba haciendo verdadero terrorismo informativo a favor de los asesinos se situaba más cerca de la realidad que de la exageración.

Mientras todo eso sucedía, pocos eran los artículos dedicados a los asesinos, ASESINOS QUE SIGUEN SIN HABER SIDO DETENIDOS, por sorprendente que parezca, de los autores del asesinato y sus acciones, poco se decía. Mientras una inmensa sombra de sospecha cubría a los que acaban de perder a un miembro asesinado, nada se incidía o poca cosa en el papel del grupo ejecutor del asesinato. Daba, y lo sigo manteniendo, y estoy convencido que no soy el único, que la prensa trataba de hacer que la sangre salpicase a los amigos y conocidos de Jimmy, mientras esa misma sangre era lavada, de la forma más indigna y antiética posible, de las manos de los asesinos.

Por poner un solo ejemplo: El diario EL PAIS dedicó un artículo a solo dos horas del asesinato a los Riazor Blues. Su autor, J.L. Cudilleiro, en Twitter, ante las quejas de los internautas, afirmaba que se estaba preparando otro idéntico contra el Frente Atlético. Pues bien, la realidad es que, pese a las súplicas del periodista jurando y perjurando su "imparcialidad", el artículo sobre Frente Atlético no vio la luz hasta anoche, una vez sosegado "el rebaño".

No solo eso: Mientras los miembros de los Riazor Blues, de los que solo se ha contado "lo malo malísimos que son", remarcando el carácter ultraizquierdista de su postura ideológica, remarcando el adjetivo "radicales" "ultras violentos", incluso para referirse a Jimmy, quien ya no puede defenderse, mientras se omitían adjetivos para los miembros del Frente Atlético. En muchas ocasiones, omitiendo el carácter ultraderechista (se quedaba en un "jóvenes aficionados del Atlético"), a pesar de que el símbolo del FA es una copia de la calavera nazi de las Wafen SS de los nazis.

Incluso, la prensa, no ha tenido empacho en permitir a los miembros del Frente Atlético corroborar la versión defendida por la policía y los medios de comunicación. Sin ningún pudor.





Capitulo aparte merece este video de Intereconomía, que bordea lo delictivo, tan prohibido si lo hace la izquierda pero tan permitido si quien lo hace es la extrema derecha.




Intereconomía: https://www.youtube.com/watch?v=nhsQa-8zpEE

Merece la pena comentar también tweets de miembros de una peña atlética coruñesa atacada el domingo y que fue rápidamente noticia, victimizados por la prensa, omitiéndose que, según fuentes de vecinos y conocidos de la zona, dichas peñas están copadas por sujetos del partido de extrema derecha Democracia Nacional, uno de cuyos miembros escribió esto y otras barbaridades peores (borradas posteriormente)




4. La falsa implicación de los Bukaneros y la criminalización constante del colectivo de aficionados del Rayo Vallecano.

Capítulo aparte merece lo que está sucediendo con Bukaneros. Criminalizados desde el minuto 1, acusados de haber participado en dicha pelea, los miembros del colectivo niegan dicha versión policial, sacando un comunicado el mismo domingo por la tarde, desmintiendo la versión policial.




Incluso el vínculo de amistad y la demostración de humanidad -pues tienen buenas relaciones con Riazor Blues y algunos seguidores de Bukaneros acudieron al tanatorio-  es motivo para insultarles, crear sospechas y difamarles, bordeandose todo límite ético y de decencia periodística, la gran ausente durante estos días, exceptuando a los periodistas de LaDirecta. Cabe señalar, para situar en contexto, que la criminalización de Bukaneros es un hecho que puede comprobarse: mientras, hasta el domingo pasado, la Policía había hecho la vista gorda ante grupos como Ultrassur o Frente Atlético, sin apenas detenciones durante 2013 y 2014, a pesar de tener muertos encima de la mesa, como el caso de Zabaleta, las detenciones, redadas y filtraciones contra Bukaneros es un no parar. Cuando no es una campaña de difamación a gente como "Alfon", son acusaciones sobre el grupo, que, recordemos, participa en desahucios, realiza campañas de recogidas de juguetes para el barrio de Vallecas y tiene una implicación activa en los movimientos populares de dicho barrio, defendida incluso por colectivos poco sospechosos de tener vinculación con el mundo del fútbol.

Cada cierto tiempo, ABC y LA RAZON, junto a EL PAIS, filtran una nueva información salida de la Jefatura de Policía de Madrid, la misma que, pese a ser un grupo sin delitos de sangre -es un dato a tener en cuenta, al contrario que los neonazis de Frente Atlético, que SI lo tienen- ha realizado en los últimos años numerosas detenciones a Bukaneros con sorprendentes acusaciones infladas y exageradas, incluyendo las producidas tras protestas como el 25-S o las Marchas de la Dignidad.

Por cierto, ningún medio ha sido capaz de informar de forma objetiva sobre Riazor Blues, como nunca lo han hecho tampoco con Bukaneros (presentes en el desahucio de Carmen hace unos días).
Esto es a lo que se dedicaban esos "ultras violentos de extrema izquierda" dos días antes de que uno de sus miembros fuese asesinado. ¿Lo has visto en alguna TV?¿A qué no?




Concluyo este texto. Con él, no solo pretendo informar, pretendo que seas capaz de usar tu razonamiento. Que te plantees cosas que los medios jamás han señalado. Nos quieren hacer creer que la víctima se lo merecía. Que son "cosas que pasan". Que, al final, los "extremos se tocan" y que esos extremos son iguales. ¡Valiente mamarrachada! Jamás podrá ser igual quien tiene en sus manos la sangre de cientos de inocentes bajo el paraguas de una ideología  fascista, que asesina, apalea, persigue y coacciona a un sinfín de colectivos: personas de izquierdas, homosexuales, mendigos, inmigrantes, gitanos, etc. Que quiénes, por imperiosa necesidad, les hacen frente a estos en la calle, impidiendo que las calles sean lo que fueron en los 90: el paraíso de los hijos de Adolfo.

La equidistancia y la neutralidad, ante el fascismo, provoca monstruos, provoca su crecimiento y provoca, como ya provocó, en tiempos pretéritos, victimas. Víctimas como Yolanda González, como Guillem Agulló, como Lucrecia Pérez, como Miquel Grau, como Carlos Palomino y como ahora Jimmy. Y debería ser obligación moral poner todo nuestro empeño para que el nazismo y el fascismo no se vuelvan a cobrar ni una sola más.

De nosotros depende.

AMPLIACIÓN


Rueda de prensa de Bukaneros desmintiendo la participación NI COLECTIVA NI INDIVIDUAL de alguno de sus miembros. E incluso solicita al Rayo Vallecano un cotejo de los miembros del club y comprobar, públicamente, que ninguno de ellos figura entre los detenidos, pese a la criminalización policial y de la prensa.





 Interesantísimo video de la madre de un miembro de Riazor Blues.