27 sept. 2013

Dignidad docente y social. Carta abierta a los compañeros de Baleares y a la Comunidad Educativa en general.



Estimados y queridos compañeros docentes, padres y alumnos de les Illes Balears (y del resto del Estado).


En primer lugar quería dejar claro que mi opinión es como una gota de agua en un río. Somos miles de personas, cruzando el mar que rodea vuestras islas, quienes os apoyamos, os respaldamos, nos sentimos plenamente identificados y, sobre todo, nos sentimos unidos a vuestra lucha y a vuestra huelga, a vuestra noble y digna actitud de lucha y de resistencia.

Lo que habéis hecho, en una comunidad en la que, como habéis reconocido en alguna ocasión, es difícil sacar a la gente a la calle,  logrando el milagro de unir y hacer confluir luchas. Es un éxito en toda regla que os corresponde y del que muchos podríamos sacar conclusiones y hasta recibir unas clases prácticas. ¡Enhorabuena por vuestro éxito, compañeros!

Las imposiciones de una Administración que gobierna a golpe de Decreto "por mis narices", la implantación a las bravas de un modelo plurilíngüe sin la participación de las famílias, los trabajadores de la Educación y los alumnos, y totalmente ajeno a cualquier criterio pedagógico -e inviable pedagógicamente hablando-; así como el sufrimiento constante de los recortes en Educación, con el aumento de ratios, el despido de personal, los recortes de becas de libros y comedor, han sido, para quiénes aún no lo conozcan, las razones principales que sustentan la huelga educativa en les Illes Balears.

Sin embargo, lo más llamativo es que esas cuestiones, tal y como se plantean, se han dado, y en ocasiones, de una forma mucho más severa, en otras zonas del Estado Español sin que se haya llegado a ver, en ningún momento, una movilización comparable a la que estáis desarrollando en Balears.

La novedad, que a mi entender diferencia la situación con respecto a lo conocido hasta el momento, es la diferencia del movimiento de protesta y la organización del mismo. Y, aunque parezca sorprendente, ahí radica vuestra fuerza. La fuerza de ser vosotros mismos, trabajadores de la Enseñanza, quienes lleváis la dirección de la protesta. La fuerza de ser un movimiento surgido desde la base y desde asambleas de docentes donde hay padres y alumnos. Donde padres y alumnos, perjudicados por los recortes de la misma forma que los docentes, no se sienten excluídos de la misma.

La demostración, de una forma inequívoca, que la movilización surge de abajo hacía arriba. De las ganas de luchar de los docentes y de sus propias decisiones, capaces de hacer la protesta inclusiva y dotarla de una fuerza que ha ido expandíendose en todo el tejido social y trabajador de las Islas. Ajena a los ninguneos de representantes de los trabajadores que deciden unilateralmente las protestas, ajena a huelgas de un día surgidas de 10 señores reunidos, supuestamente representantes de los trabajadores, en Madrid o en Palma, que deciden como, cuando y porqué hay que movizarse o dejar de hacerlo. Condenando, desde el primer día, a la movilización al fracaso o a banalizar la huelga en huelgas de un día donde al día siguiente comienza la Antihuelga desmovilizadora y frustrante.

Por eso el papel de la Assemblea de Docents y de la Coordinadora de Professorat Preocupat es determinante. Hasta el punto de que los sindicatos que han apoyado la protesta directamente desde el primer día (STEI y CCOO) o por no verse "rebasados" (ANPE y UGT) no han tenido más narices que someterse, esta vez sí, al clamor mayoritario de sus "representados".

Y comentó todo esto, que quizá a vosotros no os resulte importante, compañeros docentes y compañeros de lucha de Balears, porque es el punto fundamental que necesitamos en el resto del Estado para poder imitaros. Pertenezco al colectivo de trabajadores de la Enseñanza. Como muchos de vosotros. Actualmente en paro esperando volver a trabajar, como figuro gran cantidad de vosotros. Y que lleva vividos cuatro largos años de lucha en el mundo docente en el País Valenciano. Viendo como se nos convocaba a huelgas de un día totalmente desmovilizadoras, que movilizaban durante dos semanas, y nos dormían en un profundo sueño durante meses. Viendo como al igual que en vuestro caso surgía una importante movilización con carácter laboral en marzo de este año, a raíz del cambio de las bolsas de profesorado interino. Como la movilización nacía de asambleas como nunca habíamos visto. Y viendo como la firma de cuatro sindicatos condenaba a miles de profesores y destruía una movilización que, de haber seguido, podía haber parecido un poco a la vuestra.

Pertenezco a una comunidad autónoma que, al igual que en la vuestra, se ha impuesto un modelo de "Plurilingüisme" totalmente ridículo y desastroso, quizá no con las formas tan chulescas que se han usado en les Illes, pero que es primo-hermano de vuestro odiado TIL. Y, a pesar de ello, en lugar de grandes protestas, he visto aceptación. He visto a compañeros, de forma totalmente sorprendente, casi desencajandome el rostro, darse de tortas por conseguir uno de los cursos virtuales para aprender inglés ofrecidos por la Consellera Català. He visto a compañeros que antes consideraban una imposición "lingüística" el tener conocimiento de una de las lenguas oficiales de esta tierra, el valenciano, aceptar con total naturalidad la exigencia de una certificación en inglés para dar clases, que será requisito obligatorio en menos que canta un gallo. Con total aceptación, sin cuestionarse que con un certificado de B1 o B2, uno no está capacitado para dar una clase de 1º de Bachillerato en inglés ni en sueños.

 He visto a FAPAs aplaudir con las orejas por ese modelo plurilingüe, aún sabiendo, a ciencia cierta y con estudios pedagógicos en la mesa, que al final sus hijos acabarán sin saber correctamente ni castellano, ni valenciano ni inglés. Y, lo que es más preocupante, sin poder adquirir los conocimientos necesarios en la escuela. FAPAs  que en Balears están codo con codo con vosotros, lo que muestra la dignidad, el ejemplo y responsabilidad de ellas, que nada tienen que ver con las FAPAs que yo conozco. Sin ir más lejos, la mayoritaria en Alicante es una Federación llamada Gabriel Miró, con un antiguo concejal del PP como representante, bien subvencionada por el PP y que es capaz de afirmar cosas como "que la culpa de los cortes de luz en los centros escolares es de los maestros" o no levantar demasiado ruido ante el impago durante dos años seguidos a los padres de las becas de libros para sus hijos.

Por ello mi carta no es sólo una muestra de solidaridad con vosotros, que es lo mínimo que os merecéis. No solo es una llamada a participar en las movilizaciones que este lunes hay convocadas en Castelló, València y Alacant en solidaridad con vosotros, valientes compañeros. No. Es también una llamada al resto de compañeros de mi tierra y del resto del Estado a imitaros. A realizar, pase lo que pase y cueste lo que cueste, el mismo camino que los compañeros de les Illes Balears, ejemplo de lucha. Porque todos hemos luchado en todo el Estado durante estos últimos años. Pero es el camino de les Illes el que conduce al éxito. 


Cuando los trabajadores de la Enseñanza y el resto de trabajadores entienden que esto no es un juego ni una protesta por gusto de maestros y docentes, sino que se trata de jugársela a un todo o nada. El todo es conservar el sistema educativo público. El nada es llevarnos a donde quieren llevarnos, a esa Educación inú-TIL, como dicen las pancartas de nuestros compañeros de Balears. A esa LOMCE, a esa destrucción de esa educación pública, deficiente en muchas cosas y mejorable, pero, sin duda alguna, mejor que el modelo neoliberal y capitalista a ultranza que nos quieren imponer a golpe de Decreto.

Nuestros derechos laborales pisoteados, nuestros compañeros expulsados del trabajo, los miles de profesores despedidos no se van a conseguir aguantando, queridos compañeros docentes. La Educación Pública, las becas de comedor para vuestros hijos, las becas de libros, que no haya un solo escolar que se desmaye en un colegio por desnutrición, como ya está pasando en País Valenciano, donde las mismas FAPAs alertan de niños buscando en las papeleras en los patios, no se van a conseguir aguantando, queridos padres y FAPAs, ni se van a conseguir culpando a los profesores cómo quieren algunas falsas FAPAs, más empeñadas en que los que mueven los hilos estén tranquilos. Se consigue con lucha, se consigue con la unidad de toda la comunidad educativa, se consigue diciendo ¡Hasta aquí hemos llegado!

Los alumnos lo saben muy bien, saben, y en ello nos dan una lección a los padres y profesores, como se consiguen las cosas. De la misma forma que los compañeros de Baleares, nos la están dando en nuestras narices. Por eso han convocado protestas, no de un día, no. De varios. Porque ellos son, sin duda, quiénes más están sufriendo el envite neoliberal, quiénes se ven expulsados de estudiar, quienes se dejan el poquito sueldo o dinero que tienen para pagar las onerosas tasas, quiénes ven peligrar su acceso a la Educación, mientras los ricos tienen todo el tiempo del mundo para ello. Quiénes ven como volvemos a los oscuros tiempos en los que si eras pobre, estudiar no era lo tuyo.

Tenemos LA OBLIGACIÓN MORAL de apoyar a los compañeros de les Illes Balears. No solo en el País Valencià, sino en todo el Estado. Su lucha es nuestra lucha. Su victoria será una victoria para todos y si les ganan, perderemos todos. Los padres, los trabajadores de la Educación y los alumnos de Baleares necesitan nuestra ayuda. Podemos colaborar con su caja de resistencia, que ya cuenta con casi 150.000 euros. Podemos admirarles y mandarles ánimos. Pero la verdadera ayuda para ellos no es otra que "fer que la flama de la lluita l'estenguem per tot arreu". La verdadera ayuda sería IMITARLES. La verdadera ayuda sería tomarles como ejemplo a imitar y hacerlo cuánto antes. Se lo debemos y nos lo debemos.

Podemos seguir admirandoles, diciendoles que nos representan, mandarles ánimos e incluso acudir a las concentraciones del lunes en Alacant, Valencia y Castelló. Pero como cantaba Lluis Llach en la canción por todos conocida "Si estirem tots, ella caurà".

"Sin lucha, no hay victoria"

Recibid un cordial saludo de un docente en paro, miembro de la Coordinadora de Professorat Interí de PV, Julián Jiménez, para toda la comunidad educativa de Baleares y del resto del Estado.



Actualización:

La Caixa de Resistència de la Assemblea de Docents suma más de 200.000 euros. Intentad haced una pequeña aportación. Por pequeña que sea, como dicen por aquí, tota pedra fa paret. Estoy seguro que 20 o 50 euros podemos aportar todos, incluso los parados que cobramos prestación.




Si la Carta Abierta te ha gustado, pincha aquí y menea para que más personas puedan conocer su contenido. Gracias.