27 dic. 2012

Razones para apoyar las concentraciones de mañana por la Libertad de Alfon



Durante bastante tiempo he tenido mi muro personal de la red social Facebook, y desde hace unos días este blog, como un pequeño altavoz para echar un cable a esa gente valiente de Vallecas que, desde hace ya más de un mes, llevan peleando y luchando por conseguir que el único preso político (hay que empezar a llamar a las cosas por su nombre) por haber participado en la Huelga General que tuvo lugar el 14-N, sea puesto en libertad y sin cargos, así como la absolución de todos los detenidos en la Huelga General.

Cuando decido apostar o apoyar una causa jamás lo hago por inercia, ni por un repentino "dejarse llevar". Suelo cargarme de razones, y cuando hay razones de peso, allí aporto mi pequeño granito de arena, que sumado a muchos otros, creamos montañas de lucha y dignidad por causas justas, ya sea la defensa de la Educación Pública, la lucha minera, la política de vivienda, la paralización de desahucios, o lo que sea.

En este caso, tanto yo como cualquiera de los que lean esto, deberían comprender la verdadera importancia de la lucha por la absolución de Alfon Fernández. Porque no solo se trata de pedir la libertad de un detenido. Porque tampoco Alfon ha sido encarcelado por casualidad. No es una desgracia que le ha ocurrido de forma aislada a una persona, que haya tenido la mala suerte de tener un "patinazo" con la Policía española o la Justicia cañí hispana. Se trata de algo mucho más maquinado y dirigido no solo a Alfon. Sino a miles y miles de personas.

Durante el pasado año, ya con los últimos coletazos del PSOE en el Gobierno hubo un claro aumento de la represión policial y judicial contra los movimiento sociales y contra todos aquellos que se embarcaban en distintas luchas. Se me ocurre comentar las detenciones contra protestas del 15-M o durante la Marcha Laica o durante la huelga de controladores, donde el Gobierno "sociata" no tuvo empacho en militarizar a lo Franco a unos trabajadores por una protesta laboral.

Pero el salto exponencial en la represión de las libertades individuales y colectivas lo hemos vivido durante este año, ya con el PP en el Gobierno. Muchos nos hemos llegado a sorprender de ver como aquello que solo denunciaba una minoría (fundamentalmente gente ligada a movimientos anarquistas y comunistas o la izquierda abertzale en Euskalerría) se ha generalizado contra todo tipo de movimientos. El tiempo, a algunos, ha acabado dandoles la razón.

Por una parte, una de esas patas, ha estado en la impunidad policial. Impunidad que pudimos ver ya con las protestas estudiantiles de la Primavera Valenciana en Valencia en febrero, donde vimos como el Gobierno defendía a ultranza el apaleamiento de menores que protestaban y donde se llegaron a dar casos y denuncias de torturas, robo de partes médicos por parte de la Policia. Impunidad repetida en todas aquellas protestas que se han dado en todo el Estado. Ya fuera en la Huelga General del 29-M, donde veíamos como se gaseaba a manifestantes en Barcelona, o también  como se detenía a un minusválido.

Impunidad policial brutal en las protestas mineras, donde las cargas en las manifestaciones en Madrid del 31 de mayo y 11 de julio fueron denunciadas por Amnistía Internacional, saldadas con heridos de enorme gravedad, de las que fue testigo el 11 de julio el autor de este blog, viendo como la Policía Nacional sembraba Madrid de terror y destrozaba a tiros de pelotas de goma, directos a la cabeza, una manifestación de 400.000 personas. Donde hubo una herida que permaneció dos meses en coma.

Impunidad policial y apoyo policial a la entrada a sangre y fuego en pueblos mineros durante las manifestaciones mineras, como en Ciñera, donde se llegó a gasear a niños en una carga. Donde se llegó a tirotear las casas de los mineros y a cometer verdaderas atrocidades, que cualquier organismo internacional califícaría como "graves violaciones de Derechos Humanos", mientras el Gobierno y sus satélites mediáticos defendían a capa y espada la brutal e indigna carga policial.

Detenciones arbitrarias y torturas a detenidos durante las protestas del 25-S, con gran impacto mediático, como el Asalto y el terrorismo policial en la Estación de Atoche la noche del 25 al 26 de septiembre.

Y para continuar con la impunidad policial, la detención de Alfon, las brutales cargas contra la Huelga General donde hubo cientos de trabajadores heridos y una mujer, que perdió un ojo, y que, tras la defensa a ultranza de la carga por la Generalitat (así como la carga contra niños, denunciada por varias organizaciones de Derechos Humanos), se ha demostrado que fue cierta la denuncia que realizó contra los Mossos la manifestante a la que dejaron ciega los antidisturbios.

Para acabar con esta "carta blanca" de la Policía, INDULTO a los Mossos torturadores por segunda vez por parte del Gobierno.

Apoyo total gubernamental a las acciones más represivas de las Fuerzas de Seguridad, sea la muerte del joven Iñigo Cabacas en Euskadi, las brutales cargas en febrero contra estudiantes, en marzo contra huelguistas, en junio contra los mineros, en septiembre contra los manifestantes o cuando sea. El mensaje es claro: La POLICIA tiene LICENCIA PARA MATAR O APALEAR, O TORTURAR. El Gobierno deja claro que siempre apoyará la actuación policial y criminalizará a los manifestantes.

A todo esto, hay que añadir la criminalización de la protesta, sea del tipo que sea.

Multas altísimas a los estudiantes del Lluis Vives, después de haber sido apaleados o torturados en febrero (denunciado por Save the Children o AI), el encarcelamiento en marzo y abril de tres jóvenes que participaban en los piquetes (caso similar al que ahora vive Alfon), fuertes multas a todo tipo de protestas, ya sean mineras, ya sean de la Educación pública. Como en Toledo, donde cualquier pequeña concentración acaba con multas de 900 euros a los manifestantes.

Numerosos detenidos en todas las protestas, siempre heridos por "caídas", siempre "agreden a la Policía" (testimonios que a veces son tan surrealistas que hacen sonrojar a cualquiera con sentido común).

La detención de Alfon, que ni siquiera llegó a tener tiempo de participar en el piquete de la Huelga General, y al que primero se le deja en la cárcel por "Alarma Social" (supuesto no existente en la legislación actual) y posteriormente por un "riesgo de fuga", a todas luces sorprendente, no es más que una estrategia bien calculada de CALLARNOS ante una situación insostenible.

La combinación de criminalización de las protestas sociales, sean estas del tipo que sean, junto a la IMPUNIDAD policial, son la muestra más clara de que el Gobierno y su Policía, quieren sembrar el terror entre aquellos que protesten. Tanto la detención de Alfon, como el doble indulto a los Mossos, son pruebas de ello. El mensaje es claro: Si protestas, te vamos a machacar. Y si nuestros "chicos" de la Policía se pasan con las hostias, siempre tendrán nuestro apoyo. Y el mensaje no va solo dedicado a Alfon: nos lo envían a todos y todas.

Por ello, es nuestro deber, solidarizarnos con Alfon, con todos aquellos que sean represaliados, con todos aquellos a los que tratan de aplastar con la porra, con la multa, con la cárcel, con la represión policial y la tortura, porque nos jugamos mucho. Hoy es Alfon, pero mañana podemos ser cualquiera de nosotros, y dado que la Ley y el Gobierno les ampara, podemos ver como, sin haber cometido más delito que salir a la calle a defender nuestros derechos, somos encarcelados, detenidos o multados.


Nos han quitado muchos derechos, pero en nuestra mano está que nos quiten o no derechos tan básicos como el poder protestar, el poder manifestarse, el secundar una huelga.

Todos podríamos ser Alfon, todos podríamos ser muchos represaliados o apaleados durante este año 2012, por ello, todos debemos asistir mañana a las concentraciones en apoyo a Alfon Fernández. Todos podríamos ser Elena Ortega, su madre, quien a pesar de las hostias recibidas ante este atropello a su hijo, saca verdaderas fuerzas y coraje de madre para seguir peleando por la libertad de su hijo.

Mañana podrías ser tú. Aquí tienes las convocatoria e información del Manifiesto Unitario de la Plataforma de Apoyo a Alfon. 


No te quedes en casa, podrías perder hasta el derecho a la libertad de expresión

POR MI, POR TI, POR TODOS LOS PRESOS POLITICOS¡¡¡LIBERTAD ALFON!!!!, ¡¡¡STOP MONTAJES POLICIALES!!!


26 dic. 2012

Viernes 28. Jornada de lucha internacional y concentraciones en todo el Estado. ¡¡¡ALFON LIBERTAD!!!



El próximo viernes en todas las capitales del Estado Español y en algunas ciudades de España y del extranjero se realiza una convocatoria internacional de solidaridad y protesta, exigiendo la liberación de Alfon Fernandez, el único preso por su participación en la huelga General del 14-N.

El autor de este blog se sumará a la convocatoria que tendrá lugar en Alicante.

Aquí os pongo algunas convocatorias, que iré actualizando conforme me vayan llegando. Os animo a participar, porque quien hoy está en la cárcel por haber participado en una huelga, siendo inocente, y no habiendo cometido crimen alguno (si crimen es luchar por los derechos de todos, me declaro criminal) es Alfon, pero mañana puedes ser tú, el que está leyendo estas líneas, o puedo ser yo mismo.

"Si nos tocan a uno, nos tocan a todos"

Debajo puedes ver el comunicado unitario que se leerá en todas las plazas públicas del Estado.

Concentración en ALICANTE. Viernes 28 de diciembre, 18.00 h. Plaza de la Muntanyeta.

Concentración en VALENCIA. Viernes 28 de diciembre. 18.00 h. Calle Colón 60 (Delegación del Gob)



Página de la Plataforma de Apoyo a Alfon. http://alfonlibertad.wordpress.com/

Más convocatorias: http://alfonlibertad.wordpress.com/2012/12/24/28-diciembre-jornada-internacional-alfonlibertad/ 




Alicante: Plaça de la Muntanyeta. 18:00 h
Azuaga: Charla local Frente Rojiblanco, 18:00h.
Barcelona: Calle Mallorca 278, 19:00h.
Badajoz: Subdelegación del Gobierno, 18:00h
Burgos: Subdelegación del Gobierno..., 18:00h.
Cáceres: Subdelegación del Gobierno, 18:00h
Cuenca: Delegación del Gobierno, 18:00h.
Donostia: Plaza Teresa de Calcuta (frente a los juzgados), 18:30h.
Guadalajara: Paseo Doctor Fernández Iparraguirre, 19:00h
Gijón: Plaza del Parchís, 20:00h.
Jaén: Plaza de la Concordia, 19:00h.
Jerez: Plaza del Arenal, 18:30h.
Las Palmas de Gran Canaria: Plaza de la Feria, 17:00h
Logroño: Plaza del Espolón, 20:00h.
Madrid: Plaza de Sol, 19:00h.
Málaga: Entrada Calle Larios, 19:00h.
Murcia: Delegación del Gobierno, 19.00h.
Ourense: Subdelegación del Gobierno, 20.00h.
Pontevedra: Subdelegación del Gobierno, 19:00h.
Salamanca: Calle Gran Vía 31, 19:00h.
Sevilla: Re-convocada en  Plaza Nueva, 18:00h
Tenerife: Subdelegación del Gobierno, 18:00h.
Valencia: Calle Colón 60, 18:00h.
Vitoria-Gasteiz: Embajada del gobierno español, 19.00h
Zafra: Frente al Ayuntamiento, 19.00h.
Zaragoza: Concentración 29 de diciembre en Plaza España, 18:00h.















Comunicado Unitario de la Plataforma Libertad Alfon.



La vida de un joven de 21 años se consume entre los barrotes de una prisión. Alfonso Fernández salió de su casa el pasado 14 de noviembre para ir junto a su novia a uno de los piquetes de su barrio, Vallekas. A escasos metros de su domicilio fueron detenidos y llevados directamente a la Brigada de información, donde sufrieron interminables interrogatorios extrajudiciales por parte de varios policías encapuchados que no pararon de amenazar, utilizando incluso posibles consecuencias contra su familia, novia y amigos con el fin de buscar información o una autoinculpación de un delito que no han cometido. Ambos son acusados de tenencia de explosivos, delito para el que el artículo 568 del Código Penal establece penas de 4 a 8 años. Al margen de las contradicciones y diferentes versiones policiales para demostrar que portaban algo que en realidad nunca llevaron encima, en el material explosivo que supuestamente les requisaron no han encontrado ni una sola huella de ninguno de los dos detenidos, como ratificó el propio fiscal ante el juez, y eso que fueron muchas y minuciosas las pruebas que realizaron. Tampoco encontraron nada que sostenga esta acusación en los registros a ambos domicilios, en los que la Brigada de Información, siempre encapuchados, volvió a atosigar a las familias, como si no tuvieran bastante con ver a sus hijos tratados como verdaderos terroristas.

Estas detenciones fueron utilizadas como excusa para registrar uno de los puntos de reunión de Bukaneros, grupo de seguidores del Rayo Vallecano al que solía acudir Alfon para animar al equipo de su barrio. Tampoco encontraron nada que pudiera argumentar la acusación de tenencia de explosivos, pero ya había logrado la Delegación del Gobierno criminalizar a un colectivo cuyas reivindicaciones sociales están alcanzando cada vez más notoriedad pública. Perfecto montaje para matar varios pájaros de un tiro.

Aún así, y pese a todas las evidencias de tratarse de un nuevo montaje policial, Alfon no sólo no es puesto en libertad (como su novia, a la espera de juicio), sino que tras presiones de instancias más altas el juez decide enviarlo a prisión preventiva. El propio fiscal reconoce que no existe riesgo de fuga, ya que el joven tiene arraigo familiar y cumple con las premisas para no poder ser aplicado el riesgo de fuga, pero entonces se sacan de la manga una supuesta ‘alarma social’, que no sólo es absolutamente falsa sino que también es ilegal, ya que no consta en la ley de enjuiciamiento criminal para aplicar la prisión preventiva, siendo el único detenido el 14-N en toda Europa en esta situación.

Pero no sólo les basta con secuestrarlo, sino que a los pocos días le aplican el régimen FIES, que supone entre otras muchas cosas la intervención de todas las comunicaciones, incluidas las que tiene con familia y abogado, restricciones severas, hostigamientos… Una cárcel dentro de la cárcel, declarado ilegal no hace mucho y denunciado por numerosos organismos a nivel mundial. La escalada represiva va más allá, dedicándose la Brigada de Información a acudir a domicilios, a puestos de trabajos y a hacer seguimientos a varios amigos de Alfon por el simple hecho de haberle escrito a prisión.

La Audiencia ha rechazado el recurso contra la prisión preventiva, aceptando la ilegalidad de la ‘alarma social’ como principal motivo, pero inventándose ahora el de ‘riesgo de fuga’, el mismo que el propio fiscal reconoció no existir desde el principio. No solo existe montaje policial alimentado por intereses políticos, sino cobertura judicial para llevarlo a cabo.

Es muy fácil encarcelar y torturar a un joven de clase obrera, mientras políticos y empresarios corruptos gozan de total impunidad o mientras el estado indulta a miembros de las fuerzas de seguridad acusados de torturas.

Es por todo ello que familiares, amigos y compañeros de Alfon, así como todas las organizaciones y colectivos firmantes, exigimos su libertad inmediata y la absolución de todos los detenidos el 14-N.

POR MI, POR TI, POR TODOS LOS PRESOS POLITICOS¡¡¡LIBERTAD ALFON!!!!, ¡¡¡STOP MONTAJES POLICIALES!!!


24 dic. 2012

¡¡¡¡Libertad Alfon!!!! o "Democracia a la española"


Nota del editor del blog:


Para quien lo desconozca, Alfon fue detenido en la jornada de la Huelga General del 14-N. Ya en la pasada huelga del 29-M vimos como activistas o huelguistas eran encarcelados por cosas tan absurdas como quemar billetes en la Bolsa de Barcelona o tener sospechas de que iban a participar en una acción el 2 de mayo en Barcelona.


La misma razón que hace que Alfon esté entre rejas o que varios compañeros lo estuvieran en la huelga del 29M, es la que hace que el Gobierno indulte por segunda vez a los Mossos acusados de torturas y graves violaciones de Derechos Humanos: Criminalizar a quienes protestan, meterles miedo y mostrar que el Estado defenderá a muerte a quienes machaquen a los manifestantes y machacará a deguello, bajo el porrazo, la tortura y el encarcelamiento, a quien ose levantar su voz ante un mar de injusticia social que es literalmente y humanamente insoportable.



Nada que no nos sorprenda en un país donde la tortura, en Comisarías, es mundialmente conocida, donde las palizas indiscriminadas a manifestantes son "el pan nuestro de cada día" y donde la impunidad policial es total. No por casualidad, España, nuestra "democracia borbónica", está en la lista negra de las Organizaciones Internacionales de Derechos Humanos y ha tenido que ser avergonzada ante el mundo por Amnistía Internacional, por HRW o por Derechos Human Rigths, por citar solo algunas.

Y es que Franco, aunque lleva muerto tantos años, en el fondo, sigue presente más de lo que nos pensamos. Y todo lo ocurrido durante este último año y medio, es buena prueba de ello.

Julián J.





Comunicado Unitario de la Plataforma Libertad Alfon.


La vida de un joven de 21 años se consume entre los barrotes de una prisión. Alfonso Fernández salió de su casa el pasado 14 de noviembre para ir junto a su novia a uno de los piquetes de su barrio, Vallekas. A escasos metros de su domicilio fueron detenidos y llevados directamente a la Brigada de información, donde sufrieron interminables interrogatorios extrajudiciales por parte de varios policías encapuchados que no pararon de amenazar, utilizando incluso posibles consecuencias contra su familia, novia y amigos con el fin de buscar información o una autoinculpación de un delito que no han cometido. Ambos son acusados de tenencia de explosivos, delito para el que el artículo 568 del Código Penal establece penas de 4 a 8 años. Al margen de las contradicciones y diferentes versiones policiales para demostrar que portaban algo que en realidad nunca llevaron encima, en el material explosivo que supuestamente les requisaron no han encontrado ni una sola huella de ninguno de los dos detenidos, como ratificó el propio fiscal ante el juez, y eso que fueron muchas y minuciosas las pruebas que realizaron. Tampoco encontraron nada que sostenga esta acusación en los registros a ambos domicilios, en los que la Brigada de Información, siempre encapuchados, volvió a atosigar a las familias, como si no tuvieran bastante con ver a sus hijos tratados como verdaderos terroristas.

Estas detenciones fueron utilizadas como excusa para registrar uno de los puntos de reunión de Bukaneros, grupo de seguidores del Rayo Vallecano al que solía acudir Alfon para animar al equipo de su barrio. Tampoco encontraron nada que pudiera argumentar la acusación de tenencia de explosivos, pero ya había logrado la Delegación del Gobierno criminalizar a un colectivo cuyas reivindicaciones sociales están alcanzando cada vez más notoriedad pública. Perfecto montaje para matar varios pájaros de un tiro.

Aún así, y pese a todas las evidencias de tratarse de un nuevo montaje policial, Alfon no sólo no es puesto en libertad (como su novia, a la espera de juicio), sino que tras presiones de instancias más altas el juez decide enviarlo a prisión preventiva. El propio fiscal reconoce que no existe riesgo de fuga, ya que el joven tiene arraigo familiar y cumple con las premisas para no poder ser aplicado el riesgo de fuga, pero entonces se sacan de la manga una supuesta ‘alarma social’, que no sólo es absolutamente falsa sino que también es ilegal, ya que no consta en la ley de enjuiciamiento criminal para aplicar la prisión preventiva, siendo el único detenido el 14-N en toda Europa en esta situación.

Pero no sólo les basta con secuestrarlo, sino que a los pocos días le aplican el régimen FIES, que supone entre otras muchas cosas la intervención de todas las comunicaciones, incluidas las que tiene con familia y abogado, restricciones severas, hostigamientos… Una cárcel dentro de la cárcel, declarado ilegal no hace mucho y denunciado por numerosos organismos a nivel mundial. La escalada represiva va más allá, dedicándose la Brigada de Información a acudir a domicilios, a puestos de trabajos y a hacer seguimientos a varios amigos de Alfon por el simple hecho de haberle escrito a prisión.

La Audiencia ha rechazado el recurso contra la prisión preventiva, aceptando la ilegalidad de la ‘alarma social’ como principal motivo, pero inventándose ahora el de ‘riesgo de fuga’, el mismo que el propio fiscal reconoció no existir desde el principio. No solo existe montaje policial alimentado por intereses políticos, sino cobertura judicial para llevarlo a cabo.

Es muy fácil encarcelar y torturar a un joven de clase obrera, mientras políticos y empresarios corruptos gozan de total impunidad o mientras el estado indulta a miembros de las fuerzas de seguridad acusados de torturas.

Es por todo ello que familiares, amigos y compañeros de Alfon, así como todas las organizaciones y colectivos firmantes, exigimos su libertad inmediata y la absolución de todos los detenidos el 14-N.

POR MI, POR TI, POR TODOS LOS PRESOS POLITICOS

¡¡¡LIBERTAD ALFON!!!!, ¡¡¡STOP MONTAJES POLICIALES!!!

12 dic. 2012

Desahucios o la cara más dura de la crisis capitalista.



Sorprende y hace sentir vergüenza el cinismo social respecto al drama y a la tragedia que suponen los desahucios. Ahora, tras varios suicidios si publicitados (la mayoría jamás han salido en los medios de prensa), parece que el corazoncito del Gobierno, de los anteriores gobernantes (PSOE), de los jueces y de la policía existe.

Sorprende, máxime para alguien como yo, quien en septiembre del pasado año participó por primera vez en la paralización de un primer desahucio. Entonces, junto a gente de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, a quienes conocí  debido a mi participación entonces en el 15-M, eramos prácticamente unos apestados para todos los arriba citados. Voces que clamábamos en un desierto de incomprensión ante un verdadero drama, fruto no solo de lo malos que son los bancos, sino de un sistema económico que permite, en épocas de crisis, poner en marcha una auténtica trituradora de carne obrera mientras se rescata a los bancos y se rescata a grandes empresas.


Quiza, mucha gente se sorprenda de la defensa a este movimiento antidesahucios tras mis críticas al 15M. Es de justicia reconocer que la participación del 15-M en el movimiento antidesahucios de las PAH ha permitido que este movimiento, anterior al propio 15-M, se visualizará y nutriera de nuevos activistas. Realmente es la única lucha, de las realizadas por el 15M, que tiene verdadero sentido y que merece una colaboración activa. De hecho, desde mi desvinculación con el movimiento 15-M, ha sido la única lucha que activamente he compartido al 90% con el mismo.
 Porque, a diferencia de las vagas reivindicaciones del 15M, a diferencia del interclasismo ciudadanista, a diferencia de las ideas dudosas del movimiento indignado, en el caso de la PAH –STOP desahucios, se trata de un movimiento que incide directamente en problemas que sufren no los “ciudadanos”, sino el grueso de la clase trabajadora y cuyas soluciones pasan por saltarse muchas de las actuales leyes, empezando por una legislación hipotecaria de principios de siglo.

Lucha que quizá se queda corta en mi opinión: No solo se trata de parar los desahucios. También se trata de denunciar la burbuja inmobiliaria que España vivió de 1998 a 2007, de denunciar el nulo acceso a un derecho fundamental como es la vivienda. De abrir debates que deberían estar abiertos: ¿Es legítima la ocupación de viviendas cuando hay miles de personas sin techo y cuando esas casas pertenecen a bancos y empresas inmobiliarias, receptoras de dinero público? ¿Debe estar el derecho de la vivienda de todos por encima del derecho individual y sacrosanto de la propiedad? En ambas, se pueden figurar la respuesta. Un SI rotundo.


La lucha contra los desahucios ha sido una lucha con tímidos resultados. Pero ciertamente, en este caso, poco a poco, la opinión generalizada de la gente ha ido tomando conciencia del problema, y mostrado, que no es poco, sensibilidad por el tema.


Cuando yo comencé a implicarme en ella gobernaba el Partido Socialista. Un PSOE que rechazó tres veces junto al PP y CiU una iniciativa, promovida por las PAH, donde se solicitaba: La dación en pago, el alquiler social y la moratoria total de los desahucios. Un PSOE que no tenía reparo en enviar a los escuadrones de antidisturbios a apalearnos cuando los activistas tratábamos de evitar el desahucio de una familia de varios miembros, como viví en San Vicente delRaspeig en octubre de 2011, donde junto a dos compañeras agredidas, recibí un cariñoso puñetazo de un miembro de los antidisturbios.


En todos esos casos y en los 400.000 desahucios de familias realizados desde 2008 eran jueces los que dictaban las órdenes de desahucio, policías los que las ejecutaban, el Gobierno socialista primero y el Gobierno del PP después los que las consentían y justificaban. Y solo eramos unos pocos (pocas veces, al menos en Alicante, más de 200 personas) quienes, con el apoyo de gente del 15-M y partidos minoritarios de izquierda (como Izquierda Unida, que siempre apoyó activamente esta lucha) conseguíamos paralizar desahucios y salvar in extremis, a veces con hostias policiales, a algunas familias de una ruina anunciada.


Por eso indigna y da asco. Da asco el cinismo social. Da asco la enorme hipocresía. Da verdadero asco ver ahora al PSOE, que en siete años no fue capaz de hacer nada por evitarlo, alzar la voz e incluso, como en el caso de Alicante, tener algunos concejales la desvergüenza de presentarse en reuniones de la plataforma. Da mucha rabia ver ahora a los medios de comunicación santificar a los jueces porque uno se planta o a los policías porque un sindicato policial trata de lavar su mala imagen. ¿Dónde estaban estos señores, estos hipócritas, cuando cincuenta “perroflautas, vividores, vagos, extremistas de izquierda, radicales antisistema, guarros” (son algunos de los adjetivos que nos han dedicado) conseguían parar un desahucio?


En el fondo, ni los unos ni los otros han cambiado. Ni el PSOE ni el PP, ni CiU se han vuelto sensibles. Simplemente le han visto las orejas al lobo. Empiezan a verle, como en el pasado ha sucedido, las orejas al lobo del estallido social. De gente que tiene todo perdido y que ya, tras creer esta farsa capitalista, no tiene nada más que perder. Por ello, algunos, culpabilizándose ellos de su desdicha, se quitan la vida. Pero al mismo tiempo que otros hacen otra reflexión que comienza a generalizarse y a escucharse (y que es a la que realmente tienen TERROR): “Si lo he perdido todo y no tengo nada que perder, dado que la ley es injusta y solo beneficia a los ricos y a los bancos, quizá es hora de saltarse la ley y aplicar “JUSTICIA” Y pasan cosas como en un pueblo de Burgos donde un vecino prendió fuego a su banco o un trabajador en Valencia que reventó a mazazos el cajero de su antigua oficina. O en Barakaldo, donde tras el suicidio de una mujer, todas las oficinas bancarias aparecieron pintadas: “ASESINOS”


Porque cualquier persona, cualquier trabajador no lobotomizado ni abducido, entiende fácilmente que si a los bancos se les rescata con el dinero de los impuestos de los trabajadores tras haber hecho mal las cosas en su empresa
  y sin embargo esos mismos bancos no perdonan a quienes, por falta de empleo, no pueden satisfacer sus cuotas y tampoco se rescata o ayuda a esas personas, el sistema está profundamente podrido. Tan podrido como la inmoralidad, que solo puede darse en el libre mercado: que haya tres millones de viviendas vacías y millones de jóvenes, de parados, de gente que ha sido desahuciada y de gente sin techo viviendo en la calle. Tan infame como que se haya nacionalizado las pérdidas de los bancos mientras las viviendas que se quedan los bancos no han sido nacionalizadas ni han pasado al control del Estado, y de ahí, al control de la gente que las necesita de forma urgente.

Por ello, el Gobierno ha tenido que mostrar la cara dura de vender una moratoria contra los desahucios que es un insulto, una burla y una estafa. Y lo es no solo por ser un parche para impedir un estallido social, sino porque lo realiza el mismo gobierno que en marzo aprobó el desahucio express (en solo 15 días) para aquellas personas que viven de alquiler. El mismo gobierno que se vanagloriaba de “poner orden” en el mercado del alquiler (ahora se llama así a dejar a miles de familias en la puta calle).


El Decreto antidesahucios exige ser pobre (ganar menos de 1000 euros al mes la unidad familiar), pero además de ser pobre, cumplir con una serie de requisitos:


  1. Ser familia numerosa. Si no lo eres, te jodes y vives en la calle.
  2. Tener hijos menores de tres años, que al parecer, con cuatro, para el Gobierno, ya pueden vivir debajo de un puente.
  3. Tener un familiar con dependencia.

Si no cumples esos requisitos (que solo cumplen el 1% de los ya desahuciados) pues te aguantas y te buscas la vida. Pero lo más sangrante es que esta moratoria de dos años no paraliza los intereses de demora (que superan el 15% y en algunos casos el 25%), con lo cual dentro de dos años esos “beneficiarios” se pueden encontrar que su anterior deuda con el banco ha pasado a duplicarse e incluso a triplicarse.

Por ello, no podemos esperar nada bueno. Ni podemos caer en la ingenuidad de que quien nunca miró por los parados o los trabajadores pasaba a ser “un alma cándida”. En ello no hay mayor interés que impedir un posible estallido social y calmar la irascibilidad de amplios sectores de la población trabajadora o parada.


De lo que si podemos sentirnos orgullosos muchos de los que hemos estado en esta lucha es que hemos ido ganando la batalla de las ideas y obligado a tragar a quienes siempre nos despreciaron. Y por ello, y porque el Decreto Gubernamental no soluciona nada, debemos seguir en la brecha, peleando, concienciando y desenmascarando todos los intentos de parche que han existido y existirán.


En definitiva ir ampliando las reivindicaciones e incidiendo más en ellas. No solo la dación en pago (que seria insuficiente por si sola), sino hasta que se garantice que la Vivienda deje de ser un bien especulativo o un lujo y pase a ser un derecho universal. Cueste lo que cueste.


Si para ello hay que parar desahucios, se pararán. Y si para ello hay que pasarse por el forro la propiedad privada, también habrá que dar el paso. En Sevilla y Barcelona ya lo han dado, y de modo individual muchas familias sin hacer ruido también lo están haciendo.


Porque los derechos nunca se piden. Se pueden pedir y exigir, pero cuando la respuesta es NO, se conquistan. Y si tampoco se deja que sean conquistados, se toman sin preguntar.