19 dic. 2010

NO AL CIERRE DE WEBS, POR LA LIBERTAD EN INTERNET, NO A LA LEY SINDE


Desgraciadamente el PSOE vuelve a mostrarnos su verdadera cara: internet molesta, internet es libre, y como desde internet no existe el mamporrerismo de los medios de comunicación, pues hay que impedir que gente crítica pueda moverse como pez en el agua. No me voy a extender porque voy a transcribir un texto que circula en internet y que explica perfectamente como el próximo martes puede ser el fin en España de la libertad de los ciudadanos en internet.

Transcribo texto. Sacado de la web http://www.noalcierredewebs.com/

AYÚDANOS A SEGUIR TEJIENDO
  1. Discúlpanos si no es esta página lo que querías leer este domingo. Seguramente vienes de otra página de Internet donde esperabas encontrar algo muy distinto. Si así lo deseas, puedes dejar de leer ahora mismo, pero ... nos gustaría explicarte por qué hoy han cerrado algunas webs. Si el próximo martes 21 de diciembre algunos políticos deciden aprobar la Ley Sinde, la Internet en español que hemos conocido cambiará para siempre, y miles de páginas podrán ser cerradas desde el poder.
  2. A lo largo del último año, en esta página se ha publicado mucha información sobre la Ley Sinde, un proyecto de censura de Internet escondido dentro del proyecto de Ley de Economía Sostenible. Te invitamos a ver los vídeos, a escuchar, a leer y a reflexionar. Cuando te hayas informado acerca del peligro para las libertades que representa la Ley Sinde, no te quedes sentado. Sal a la calle y explícaselo a todas aquellas personas que conozcas, muy especialmente a aquellas que viven desconectadas de Internet.
  3. La Ley Sinde no nace de la voluntad del pueblo español, sino que es una imposición extranjera. La embajada de Estados Unidos ha presionado a nuestro gobierno para aprobarla, pisoteando nuestra soberanía nacional. Quieren una Internet sumisa y controlable, que sea útil para convencer a la población, como los restantes medios de comunicación controlados desde el poder. No quieren que la gente comparta información, no quieren que sepamos quién mueve realmente los hilos, no quieren que sepamos cómo se enriquecen empobreciendo al resto de la población. Quieren una red esclava desde la que vendernos su visión del mundo.
  4. Hubo una vez un hombre que creyó en la paz y en la libertad, y que murió asesinado. Se llamaba Mohandas Karamchand Gandhi, y se enfrentó a un imperio con una primitiva herramienta: su rueca de hilar. Pronunció estas palabras: "Si trescientos millones de personas hilaran una vez por día, no porque un Hitler se lo ordenara, sino porque se inspiraran en el mismo ideal, tendríamos una unidad de propósitos suficiente para alcanzar la independencia."
  5. Mucho más de trescientos millones de personas están tejiendo cada día esta inmensa red de intercambio de conocimiento que se llama Internet. Millones y millones de personas compartimos información a través de redes abiertas. Hemos creado una cultura y tenemos un objetivo común y universal. Todo eso puede cambiar a partir del próximo martes. La Ley Sinde es una tijera que permite cortar los hilos que mantienen viva Internet, una red que debe seguir siendo libre y neutral, como instrumento de progreso, paz y libertad.
  6. Ayúdanos a seguir tejiendo. Sal a la calle, explícaselo a tus vecinos, a tus amigos, a tus compañeros de trabajo. Y discúlpanos por haberte estropeado este domingo, pero lo hacemos para que puedas disfrutar en libertad del resto de tus domingos. Muchas gracias.

Si estais en contra de la ley Sinde y a favor de la libertad de expresión en Internet, os animo a que visitéis el Manifiesto por los derechos fundamentales en Internet

11 dic. 2010

Preguntas y respuestas... tras un Estado de Shock


Una semana despúes del acontecimiento más deleznable en nuestra joven democracia española, me decido a escribir porque todo lo ocurrido entre la noche del viernes y el sábado ha sido algo que ha supuesto un antes y un despúes. Un antes y un después a nivel individual.

Muchos conocidos se sorprenden de mis críticas feroces al PSOE y se preguntan como habiendo militado en ese partido y habiendo tenido cargos de responsabilidad puedo estar radicalmente en contra del PSOE. Tampoco entienden el porque me pongo a defender a un colectivo como el de los controladores si yo no lo soy ni conozco a nadie de dicho colectivo. Es por ello que me decido a reflexionar sobre esas dos preguntas, tratando de ser lo más didáctico posible.

En primer lugar, antes que nada, mis convicciones no han sido modificadas de la noche a la mañana, nada más lejos de la realidad. Más bien son OTROS colectivamente los que han modificado sus convicciones al albor de lo que los dirigentes decidían. Durante muchos años defendí y me creí el proyecto del Partido Socialista no por afinidad con las siglas o porque me gustara el color rojo del logo. Eso se lo dejo a los hooligans y a los irracionales, que haberlos haylos. Sino porque concordaba con unos valores que yo defendía: unos valores de libertad, de igualdad ante la ley e igualdad de oportunidades, de justicia y de ayuda a quienes más lo necesitan. Esos valores que al coincidir con los míos hacían que mi lugar fuera el PSOE.

Cuando hace poco más de un año, por discrepancias con la política de prietas las filas, de negar la crisis y de tomar medidas que al final tuvieron que tomarse de forma más traumática por tomarse tarde -no me equivoqué- decidí abandonar la militancia socialista porque entendía que desde los cauces internos del partido no tenía sentido seguir defendiendo mi punto de vista dentro del PSOE, continuaba quizá por añoranza pero también por convencimiento viendo a ese PSOE como la representación de esos valores en cierto modo.

Sin embargo, las medidas claramente antisociales tomadas en estos últimos meses fueron ampliando la brecha existente entre el PSOE y yo. No porque yo haya cambiado esencialmente de forma de pensar, sigo siendo de centro izquierda, más de izquierda en algunas cosas y más de centro e incluso algo conservador o economicista en algunas otras. Sino porque ha sido el propio PSOE quien lo ha hecho, mal que le pese a esos ex compañeros que, al leer cosas así, se sienten mal consigo mismos. Por algo será. Si algo he tenido claro aún estando en política es que jamás aceptaría o apoyaría algo que fuera contrario a mi conciencia. Nunca, si otros son capaces, ya serán ellos quienes lo expliquen, yo no.

Pero la gota que colmó el vaso de mi paciencia fue lo sucedido el pasado fin de semana. A pesar de no estar de acuerdo con la forma de protesta de los controladores, decidí posicionarme y me posicione radicalmente en contra de este Gobierno al que alguna vez, ya lejana, tuve la desgracia de apoyar y creer. Porque lo que es verdaderamente intolerable es que el PSOE se haya comportado peor que la misma derecha.

Crear un conflicto adrede, como ha quedado demostrado, sacando un Real Decreto que entre otras cosas coartaba derechos fundamentales de un colectivo para provocar su reacción, cosa que el Gobierno sabía y no evitó; aplicar una norma preconstitucional claramente ilegal, militarizar por primera vez a trabajadores públicos, ¡¡por primera vez tras la dictadura franquista!!, tras una campaña de nueves meses de acoso y derribo contra un colectivo de trabajadores; aplicar el Estado de Alarma por primera vez desde 1969 que implica suspender libertades fundamentales como el derecho de huelga; amenazar con cárcel a unos trabajadores, como si el Gobierno fuera quien imparte justicia como en una dictadura sin separación de poderes mientras la Fiscalía saca a Otegui a la calle y le deja libre era demasiado para soportarlo. Y todo ello con la intención de tapar dos cosas:

- La nefasta y sospechosa gestión del PSOE en AENA, empresa con números verdes cuando el PP salió del Gobierno y que tiene un agujero de 12.000 millones de euros por los enormes sueldos de los directivos y asesores nombrados a dedo por el PSOE o la construcción de aeropuertos como el de Lérida, con 12 pasajeros diarios. Con sospechas más que evidentes de trapos sucios

- La situación de bancarrota y quiebra de la economía española, asi como la supresión de la ayuda de 426 euros a los parados, demostrando lo TRAIDOR que es este Gobierno de mierda con las personas más necesitadas que le dieron su voto.

¿Cómo podría apoyar cosas tan vergonzantes como estas?¿Como, si me queda un ápice de honestidad y decencia, puedo apoyar o ser pasivo a un ataque a la libertad como militarizar a trabajadores civiles?¿Cómo apoyar recortes de derechos de un colectivo de trabajadores manu militarii, sean quienes sean y ganen lo que ganen -MÁS GANAN LOS POLÍTICOS DEL PSOE, ESO SI SON PRIVILEGIOS INFECTOS-?¿Cómo apoyar la suspensión de derechos de la mismísima Constitución?¿Cómo apoyar que a miles de personas se las deje en la indigencia al quitarle la ayuda de los 426 euros?

Sinceramente una persona que, llamándose socialista, apoye algo así no merece mucho más que decir, de socialista tiene poco, y de persona tiene menos.

Mi defensa a los controladores no sólo es por lo arriba mencionado, sino porque se trata de una campaña que se inicia con ellos y que seguirá con más colectivos. Decir PRIVILEGIOS a lo que son DERECHOS es algo que solo un partido populista de derechas o parafascista haría, repitiendo machaconamente, gracias a unos medios de comunicación convertidos en mamporreros acríticos. Tras los controladores, vendrán otros colectivos: quizá los profesores, los maestros, la policía, los funcionarios, los empleados laborales de las empresas públicas, los empleados de grandes empresas.... fomentando la división entre los mismos trabajadores. Que a nadie se le olvide que los primeros en ver reducido su sueldo fueron los controladores y viendo que pudieron, lo siguieron con los funcionarios, lo continuaron fastidiando a los pensionistas y se aprobó una reforma laboral... Dividir para vencer, no muy diferente a lo que los regímenes totalitarios hacían con sus enemigos.

Será la forma de distraer a la opinión pública de una gestión nefasta, de una economía en quiebra, de un país al borde de la suspensión de pagos que ni la República española en plena guerra se planteó. De un país donde los verdaderos privilegiados son una casta política de los partidos mayoritarios, PSOE y PP que vive parasitando del dinero de los ciudadanos trabajadores sin dar nada a cambio al país; de un país donde se quejan de que un controlador gane lo que gana (QUE NO ES LO QUE SE HA DICHO) mientras una semianalfabeta llega a ministra ganado diez veces más que un controlador y cobrando tres nóminas al mismo tiempo.

De un país convertido en una república bananera donde al dar nuestro voto parece que damos un cheque en blanco, y eso es algo que no podemos tolerar nunca más. Porque en ello nos jugamos la supervivencia de la sociedad civil, la supervivencia de la cohesión social del país e incluso, ojalá me equivoque, la supervivencia de nuestras libertades y de la misma democracia, lesionada por un Gobierno que ha mostrado su cara más retrógrada, infecta y vomitiva. Para desgracia de quienes bienintencionadamente, por desgracia, valga la redundancia, confiamos en ellos hace poco más de dos años y medio.

Y después de esta reflexión voy a acabarme el café, que está congelado, marchito como la rosa del PSOE.

5 dic. 2010

Controladores y como nos controla el Controlador


No voy a ser yo quien defienda la actitud, abiertamente mejorable, de los controladores aéreos, pero no seré tampoco quién proceda a lincharles como mediáticamente se ha hecho durante estos tres días.

LADRONES, CRIMINALES, CASTA DE PRIVILEGIADOS, son algunos de los calificativos que hemos podido escuchar de los periodistas -o mejor periolistos fieles al poder- en estos días en un ejercicio de linchamiento sin precedentes en la historia de nuestra democracia.

A favor de esos profesionales diré que su sueldo es aproximadamente de unos 200.000 euros, lejos de las cifras que han dado los medios de propaganda del Gobierno (TVE, CNN+, Cuatro, Telecinco y la Secta, junto a medios del PP como Libertad Digital o ABC). Sueldo que perfectamente nos puede parecer alto pero que ya este Gobierno bajó un 40% en febrero. Muchos podemos pensar que el sueldo es elevado, pero a mi no me gustaría verme en un trabajo como ese: tengan en cuenta que su trabajo debe NO tener ni un solo fallo, pues de haberlo, habría un accidente aéreo con una enorme cantidad de víctimas civiles. Deberíamos pensar que no ha habido accidente aéreo en España producido por fallos de las torres de control. Luego ello demuestra que el trabajo lo hacen PERFECTO, para beneficio de los ciudadanos.

El sueldo no se determina por razones de casualidad, se suele determinar en función de muchas condiciones, peligrosidad, responsabilidad, estrés, etc. Bien es verdad que ese criterio no se cumple con muchos profesionales como puedan ser profesores, médicos, ni tampoco con la casta política. ¿Como es posible que LEIRE PAJIN o PEPE BLANCO cobren sueldos superiores a los de esos controladores siendo unos auténticos incompetentes mientras muchos docentes, médicos, etc. por dar un servicio mejor a esta sociedad reciben menos, muchísimo menos que los chupatintas de la política?

El conflicto nunca había existido o no estaba tan presente socialmente. Entonces deberíamos preguntarnos, ¿por qué ahora? Pues la razón es sencilla, AENA, empresa pública encargada de aeropuertos y navegación aérea era en 2004 una empresa solvente y que aportaba dinero a las arcas públicas. Con la llegada de los socialistas al poder, esta empresa ha pasado a tener la desorbitante suma de 12.000 millones de euros de déficit y para este Gobierno de izquierdas (QUE NO ES DE IZQUIERDAS NI SOCIALISTA NI NADA) lo mejor es culpar a los 1000 controladores aéreos de esa situación.

La realidad es que este agujero no viene del sueldo de los controladores, pues ya antes cobraban iguales sueldos en 2004. ¿Entonces, que sucede en AENA? Pues sucede que las empresas amigas del PSOE se han llevado contratos públicos que se han doblado en número y cantidad sin que hayamos visto grandes mejoras en los aeropuertos desde la llegada del PSOE, y sucede, como se denuncia en alguna páginas webs, silenciadas por la prensa del poder, que los miembros de los órganos políticos de AENA - órganos donde hay gente nombrada A DEDO por el PSOE- se han subido el sueldo más de un 50% en estos años, incluso en plena crisis económica. Pero de esto ni una palabra en los medios oficiales, ni una crítica, ni una queja, nadie ha puesto el grito en el cielo ni les ha llamado DELINCUENTES O SECUESTRADORES del dinero de los contribuyentes a esta banda cleptocrática.

El viernes, el Gobierno decide sacar un Decreto en el que, además de privatizar AENA -que socialista medida y que obrera- decide sin previo aviso duplicar las horas al colectivo de controladores y militarizarles en caso de protesta. Imaginense por un momento que en sus trabajos sacasen una disposición doblando sus horas de trabajo y amenazando de despido a quien se quejase ante dicha medida. Cualquiera con dos dedos de frente protestaría ante esa cacicada. Es más, sería la forma más hiriente pero más efectiva de provocar un motín o una huelga de los empleados. ¿O quizá es lo que el Gobierno buscaba?

Porque el estado de alarma y la suspensión de algunas libertades fundamentales, que ni siquiera el PP se había atrevido jamás a plantear (imaginen que el PP hubiera hecho lo mismo con los trabajadores de Sintel a los que Zapatero visitó siendo jefe de la oposición socialista) está plagada de sombras y sospechas. Y a ello me gustaría entrar, para finalizar, pidiendoles disculpas por la extensión de este escrito.

1.- ¿Por qué motivo Zapatero se ausentó de la Cumbre Iberoamericana si las medidas hechas públicas el miércoles fueron similares el viernes? ¿Quizá por qué conocía lo que sucedería con los controladores aéreos, única medida no hecha pública?

2.- ¿Por qué es en todo momento Rubalcaba quien gestiona la crisis mientras que Zapatero no da la cara ante los ciudadanos? Quizá para no dañar la imagen del presidente o para que el sátrapa manipulador de Cantabria se vea reforzado...

3.- ¿Por qué los controladores han sido linchados mediáticamente por los medios afines del Gobierno donde ni siquiera se pasaban a directo las llamadas de controladores o sus familias, salvo engaño de estos como sucedió con una llamada a CNN+ en la que una mujer tuvo que hacerse pasar por turista para poder dar su palabra?¿Por qué esa contínua campaña mediática sin final durante estos días?

4.- ¿Por qué en las redes sociales se crearon, NADA MÁS EMPEZAR EL CONFLICTO, grupos que pedían despidos y donde muchos de los miembros son gente con destacada afinidad hacia el PSOE? Para ejemplo este: http://www.facebook.com/home.php?#!/pages/Despido-para-los-controladores-aereos/145830532133128 o este otro http://www.facebook.com/home.php?#!/event.php?eid=180652351945159 donde las opiniones discrepantes son censuradas y los discrepadores expulsados?

5.- ¿Por qué se habla de los privilegios de los controladores -privilegio es algo no merecido, en todo caso derecho- y no de los privilegios de gente que sin una titulación o con ella y demostrando su incompetencia cobra mucho más que los controladores, como sucede con la mayor parte de la casta política y más acentuadamente con los Ministros, véase caso de Leire Pajin o Pepiño, Sorayas o Cospedales?

Y LA PREGUNTA MÁS IMPORTANTE Y MAS ESCALOFRIANTE. ¿POR QUE SE MANTIENE EL ESTADO DE ALARMA SI LOS CONTROLADORES ESTAN YA TODOS TRABAJANDO?¿Por qué se mantienen suspendidos algunos derechos constitucionales sin razón alguna por un Gobierno que ha demostrado ni ser socialista ni obrero ni demócrata actuando como actúa? Declarár el estado de Alarma por un conflicto laboral es un precedente muy grave y una herida de muerte a las reivindicaciones laborales de cualquier grupo de trabajadores. ¿Se declarará si los profesores se ponen en huelga?¿Se declarará cuando la Guardia Civil se manifieste?¿Se declarará cuando un colectivo presione a este Gobierno cadavérico sin apoyo social más que el de sus palmeros?

Y MAS INQUIETANTE AUN. ¿Por qué se mantiene? ¿Puede ser que el FMI y la UE este fin de semana hayan decidido el rescate de España como apuntan en los medios extranjeros? ¿Tendremos que leer en inglés y francés como con Franco para poder informarnos sin censura?

Sólo tengo claro una cosa. Ya no confío en este Gobierno para nada y para mi, que fui militante socialista y voté a estos impresentables, ya nada de lo que digan me importa. No les reconozco como mi Gobierno, sino como unos antidemócratas, rufianes, estafadores y mentirosos que han traicionado no sólo a su electorado, sino a los valores que representaban supuestamente. Inclusive a la libertad, la honestidad, la decencia y a la misma democracia.

He dicho