30 jul. 2010

DIGNA DECISION, CATALUÑA



El pasado miércoles el Parlamento Catalán tomó una decisión que tenía como precedente la del parlamento canario ya en 1991. Decidió prohibir para el 1 de enero de 2012 la lidia en todo el territorio catalán. La decisión no sería relevante si no fuera porque en este caso es la primera victoria legislativa del movimiento que defiende la abolición de esta práctica sádica, inhumana y propia de pueblos sin cultura, sin conciencia y sin educación.



Desgraciadamente el debate se ha politizado en exceso, viciandolo. En teoria, la izquierda política ha sido la tradicional defensora de su abolición, pero el PSC votó en contra, por complejo, por ser una izquierda "de quita y pon", acomplejada, aunque a la hora de ser nacionalista, sin embargo, no tiene ese complejo. Tampoco ha impedido que partidos de derechas como CiU hayan apoyado la propuesta. Entonces, desde la caverna mediática, se ha querido igualar esta prohibición con un acto de ruptura de España.

Ciertamente, es posible que CIU y ERC, en un acto de cinismo e hipcresia sólo hayan votado a favor por relacionar el toreo con España. Lo mismo que han hecho los taurinos. Al final parece que para ser español tienes que ser un salvaje, tienes que chapotear en sangre y aplaudir de un acto que es la expresión más sublime de una España atrasada, asquerosa y analfabeta.

Si CIU y ERC querian "joder" a España, en mi opinión, lo mejor que podían haber hecho, era votar NO. Asi seguiriamos siendo el pais que aplaude la tortura de un pobre animal. CIU y ERC podian haberse abstenido, lo que hubiera hecho ganar a los taurinos, y luego decir que esa es la "España de la que reniegan" y usar sus discursos para cargar contra España, El pais que muestra su cara más salvaje y violenta al mundo. Si el PP y toda la caspa "nacional" querian hacer de España un país más honorable y decente, tenían que haber dicho SI a esta proposición.

Es ridiculo ver como para segun que sectores de opinión, quienes defendemos la abolición de esta práctica, igual que defenderíamos la abolición de la esclavitud, la abolición de la ablación, la abolición de la pena de muerte, nos convertimos como por arte de magia, en unos apestados nacionalistas que renegamos de España, en unos amigos de ERC y vete tu a saber quien más. Yo por suerte, tengo poco de nacionalista y quien ha seguido mis escritos y mi blog sabe que no es tal, más bien al contrario. Pero si por una vez, sin que sirva de precedente, hay que decirlo alto y claro, porque es de justicia reconocerlo, hay que decir "Visca Catalunya" pues se dice.

Es lo mínimo que merece esa comunidad autónoma por hacer realidad lo que muchos millones de españoles decentes que, por nuestra cultura, nuestra convicción o nuestra conciencia, estamos en contra de algo tan primitivo, salvaje y africano como es esa tortura a la que unos cuantos bestias, si acaso más bestias que los pobres animales que son torturados antes, durante y después de tan sanguinario arte, acuden para recocijarse en la sangre y el dolor de un pobre animal.

Esos acolitos de la sangre deberian de taparse la boca pues su argumentación cae por su propio peso. Que deberian saber que el Ayuntamiento de Almansa, ciudada albaceteña cercana a la Comunidad Valenciana prohibió esa práctica en 2007 con los votos del Partido Socialista e Izquierda Unida, junto con el PP. ¿Entonces no se rompia España?¿Entonces Almansa es un sitio menos libre para los amantes de la sangre? Que pronto hablan de libertad los que toda la vida han sido propensos a su inexistencia y los que no movieron un dedo ni moverán un dedo por ella.

Y luego esta la pobreza argumental de la supuesta extinción del toro de lidia, desmentida por informes internacionales y nacionales, sin ir más lejos uno que ayer mismo sacaba el Gobierno Español y se publicaba en algunos diarios. Ciertamente los ganaderos perderán ingresos pero seguiran obteniendo beneficios si se reorientan sus explotaciones a la producción de carne en vez de a la producción de esa orgia de sangre y aplausos, digna de pueblos incultos, atrasados y analfabetos como es la matanza de un toro y su toreo.

Aunque Cataluña pueda tener cosas que no nos gusten, aunque el Gobierno tripartito, bien por multas lingüisticas o otras "carotadas" realizadas durante su existencia, aunque el nacionalismo catalán pueda resultar "pegajoso", no es menos cierto que por esta vez, Cataluña merece nuestro reconocimiento. Con su decisión ha conseguido abrir la caja de pandora de algo que deberia haberse tratado ya, pues en las encuestas de opinión el 65% de los españoles estaria en contra de las corridas de toros.

Con su decisión, el Parlamento Catalán no sólo ha conseguido hacer más digna a esa comunidad autónoma, ha conseguido que España se sienta más digna, más decente, más europea que ayer, y un país más orgulloso de lo que es, sin tener que sentir vergüenza de la mal llamada fiesta "nacional", nombre que muchos españoles entendemos que es una ofensa a España y a su pueblo.

Y es una decisión tomada en uso de su soberania autonómica, dentro de las competencias de su CA, plenamente democrática. Aunque ya sabemos que muchos de esos que braman contra tal decisión , la democracia no es una libertad sino un mal menor. Y las decisiones democráticas, les gustan poco cuando no ven reflejadas en ellas su sectarismo e intransigencia. Como dice el dicho popular y el sabio refranero castellano, "la cabra siempre tira pa'l monte". Solo hay que ver en prensa la agresión, asalto y amenazas que lanzó esa misma tarde en una sede de ERC cierto torero catalán, como un cuatrero y un fascista de medio pelo sin educación ni modales ni respeto por las personas.

Asi que, para concluir esta disertación, sólo me queda decir: Enhorabuena Cataluña por tu sabía decisión. El pasado miércoles te elevaste digna, decente y sin mancha entre todas las comunidades autónomas de España para dar una muestra de decencia y honestidad y brillar con luz propia, con una luz de Ilustración y humanidad, ante España y Europa.

26 jul. 2010

PREVISIONES OTOÑO 2009 - INVIERNO DE 2010


Como toda previsión, con el paso del tiempo hay que ir actualizándola a los acontecimientos. Aunque estos han cambiado poco, se supone que la Roja nos va a hacer salir de la crisis. Siempre esta bien eso de la Doctrina El Lute "camina o revienta" pero la realidad se impone a la ficción y estamos como estamos.

Seguimos con la opereta tragicomedia iniciada en 2008. En esta comedia bufona el Gobierno y el Banco de España, en el papel de bufones, han decidido salvar a la banca que es la dama que llora, a toda costa y así sigue el plan plenamente fijado. El problema es que el barco hace aguas y poner a la vista del auditorio la parte del barco que no se hunde ya no sirve. Porque se ha querido taponar las fugas del barco con papel permeable.

España no nacionalizo bancos expulsando de la cúpula bancaria a aquellos directivos que habían llevado a la bancarrota las cuentas. Al revés, en el país de la ilusión y la fantasía, ZP ha permitido que los mismos que han hundido los bancos y cajas sigan al frente de ellas, con el salvavidas de dinero publico del FROB. El problema es que el dinero se acaba y no cambia a un mal gestor. Y además la banca sigue manteniendo artificialmente el precio de los pisos para que no afecte a la cuenta de resultados.

El problema es que el tiempo se agoto: ya esta mañana JP Morgan sacaba un informe en el que aseguraba que Banco Popular y Bankinter no pasarían los Test Stress, lo que implica el descalabro posible de estos dos bancos y la fuga de depósitos. El via crucis de la banca española empieza ahora, mientras los bancos europeos se han ido saneando, aquí, que teníamos el "mejor sistema financiero del mundo mundial" vamos a ver lo que es dolor.

Todo ello va a ser la puntilla, porque implica mayor restricción crediticia a pymes y particulares. Para colmo pende de un hilo el sector bancario español, pues depende de las decisiones del BCE. Si Monsieur Trichet se cansa y endurece las condiciones, la banca española tendrá que pagar más por el dinero que reciba prestado.

Dejando el sistema bancario, que afecta a la deuda publica, pues los bancos son los principales compradores de deuda, el problema es la economía real. Y es que la retirada de inversiones en obra publica de 6.000 millones en Fomento ha disparado las alarmas. Puede suponer la sentencia de muerte a muchas empresas y el consiguiente envio al paro de muchos trabajadores. Con los datos de los principales estudios, uniéndolo a la retracción del consumo que se dará, podemos hablar fácilmente de unos 700.000 parados más entre agosto y diciembre. Igual me quedo corto, espero que no sea asi. Porque las consecuencias van a ser durisimas.

Para empezar muchos mayores impagos de hipotecas y créditos, la tasa de morosidad puede llegar perfectamente al 7-8% y eso contando con un Euribor que lleva dos meses sin parar de escalar y lo seguirá haciendo en los próximos meses por las tensiones del interbancario y una probable subida de tipos. Pues se puede dar, y posiblemente se de la paradoja de un crecimiento económico y consumo a la baja y unos precios al alza por factores externos al país como la mayor demanda de países emergentes o la especulación con materias primas.

Sin duda alguna va a ser un otoño negro quizá similar al de 2008 e incluso peor. Al hundimiento del sistema bancario y la explosión de desempleo, hemos de añadirle la necesidad de nuevos recortes, que vendrán de la mano de la recaudación menor que existirá por todas estas razones y los mayores gastos derivados. Recortes acompañados de subidas de impuestos, que terminaran de dar la puntilla a la economía. Seguramente para justificarse ante su electorado, Zapatero anunciara un impuesto para ricos (una subida del IRPF al 50% el tipo máximo). No será efectiva, solo servirá para la galeria, pues como siempre estos tendran atajos, pero con esta medida calma a su electorado y además tiene excusa para subirnos el IRPF al resto para "políticas sociales" o en lenguaje de realidad, para seguir rescatando a la banca cueste lo que cueste.

En cuanto a los recortes, después de la Superreforma laboral, toca reforma de las pensiones, que se baraja se calculen con toda la vida laboral. Aunque no dejaría de ser factible un nuevo "adelgazamiento" de los sueldos de los empleados públicos y una reforma de los subsidios y prestaciones de desempleo ahora que el gasto se dispare de nuevo, teniendo en cuenta que representa un 30% de gasto.

Con todos estos datos y a modo resumido, el negro otoño de 2009 y los inicios de 2010 nos deparan un paranoia nada esperanzador. Podemos resumir en los siguientes datos:

- Subida descomunal del desempleo a partir de agosto-septiembre. Del orden de 100.000 parados al mes, si no más, hasta llegar a unos 700.000 a final de año. Tasa de paro del 21%-22% llegando a niveles de 1993-94.
- Cuenta de resultados de la mayor parte de la banca nacional en perdidas a partir del tercer trimestre, salvo las trampas contables que todos conocemos.
- Niveles del Euribor en un 1.80%-1.90% para octubre, como minimo
- Tasa de morosidad del 7%
- Caída en picado del numero de empresas cotizantes. Cierre de PYMES y empresas relacionadas con obra publica y derivados.
- Subida de IRPF que se iniciara con una subida del tipo a las rentas altas para "subir los impuestos a los ricos" pero que sera una mascarada para justificar su subida a las rentas medias y medias bajas.
- Restablecimiento o creación de algún tipo de impuesto. No seria de extrañar un IBI estatal.
- Inflacion a final de año del 2.5-3.5%
- Posible nuevos recortes de salario a funcionarios, de los que posiblemente se excluya a FFAA y FCSE dada la necesidad que de estos tendrá el Estado para el mantenimiento del Orden Público.
- Rebaja de pensiones de un 10 a un 30% ampliando el calculo a toda la vida laboral.
- Supresión y rebaja de prestaciones y ayudas por desempleo.
- Recorte brutal en Educación y Sanidad que comenzará a notarse poco a poco.
- Problema de protestas y orden publico cada vez más duros, debido a las medidas realizadas.
- Aumento de la tasa de delincuencia exponencialmente.

Ahí las dejo para su reflexión. Buenas noches y buena suerte. La vamos a necesitar

2 jul. 2010

HUELGA SALVAJE Y HUELGA .DOCIL



Con motivo de la huelga valiente y tenaz de los trabajadores del Metro de Madrid, que a diferencia de los 3.000.000 de funcionarios, no van a tolerar que les toquen el sueldo, se ha abierto el debate del derecho a huelga, sus límites y las "huelgas salvajes".

En primer lugar, convendría explicar que es una huelga y para qué sirve. La huelga es el único instrumento que tiene el trabajador para defender sus derechos o ampliarlos. Dado que el empresario tiene todos los medios y todo el poder a su alcance, el trabajador solo se tiene a si mismo y a sus compañeros. Ante cualquier negociación entre un trabajador y un empresario, siempre tendrá las de ganar y la sartén por el mango el segundo. Es ahí donde entra la huelga, pues si los trabajadores se unen y dejan de producir, el empresario no producirá, perderá y será perjudicado. Por ello, al hacer huelga, los trabajadores avisan... concédeme esto o saldrás perdiendo tu también. ¿Es un chantaje? Si, pero igual de chantaje que el que diariamente puede hacer el empresario a cualquier trabajador, exigiéndole más trabajo, pagándole menos bajo la amenaza del despido. Cuando uno usa el chantaje, la única forma de contrarrestarlo es unirse y chantajear a su vez. De no ser así, jamás un trabajador podría mejorar, aun produciendo más y mejor.

Evidentemente el empresario puede esquivar la huelga usándose del chantaje... obligando a trabajadores que necesitan el trabajo a que no hagan huelga o contratando, para ese periodo de huelga a nuevos trabajadores que agradecidos por tener trabajo, lo harán muy a gusto.

Por esa razón, los trabajadores realizan el piquete de huelga, que es la forma de impedir que la huelga reviente por coacción del empresario y que por desgracia, en ocasiones, precisa también de coacción de los trabajadores. En todo momento se trata de un tira y afloja, de coacciones de unos y otros porque al fin y al cabo, esto funciona así. El empresario quiere su interés y el trabajador quiere su interés.

Gracias a todo esto y a las miles y miles de huelgas que se han producido desde el siglo XIX, los trabajadores consiguieron pasar de trabajar 16 y 17 horas a tener una jornada de 8 horas como la que hoy tenemos; de cobrar un sueldo para comer, y a veces ni eso, a cobrar un sueldo que de para el ocio, la comida, la vivienda, etc. De no tener derecho a nada en caso de enfermedad o de invalidez a recibir del Estado una prestación cuando te quedas en paro, invalido en el trabajo o cuando estás enfermo. De no tener nada cuando pasabas a ser mayor a tener una pensión al acabar de trabajar. De no tener nada en caso de quedarte sin trabajo a recibir una prestación por desempleo.

Todo eso se consiguió con huelgas. Huelgas que hoy se llaman salvajes. ¿Por qué se llaman salvajes? Porque se supone que son demasiado duras y se supone que perjudican a quienes quieren comprar, viajar, hacer trámites, ir a la peluquería, al médico, al colegio. Y porque en ocasiones los huelguistas recurren al chantaje... pero recordemos que los huelguistas también son chantajeados y nadie habla en este país de salvajismo empresarial cuando se despide a gente porque si o salvajismo del Estado cuando se baja el sueldo a sus trabajadores mientras los políticos tienen más coches oficiales que en EEUU.

Respecto a cuando se trata de un servicio público, nadie sufre dolor ni molestia excesiva por no tener metro o no tener teatro o por tener cerrado un bar o una peluquería en huelga. Puede usar otros medios, respetando al trabajador que hace huelga… O puede solidarizarse, para cuando sea el mismo quien se ponga en huelga. Pues resulta que en vez de eso, se pretende hablar de chantaje solo de los huelguistas, pero nunca de las Empresas, sean públicas o privadas ¿Por qué unos si y otros no? Porque lo que se pretende es quitar ese instrumento de la huelga a los trabajadores y hacer que no lo puedan utilizar. Esos que defienden esto presuponen que mediante una protesta o una manifestación se conseguirá lo mismo. FALSO.

Pongamos dos ejemplos. Uno, el de los "huelguistas salvajes" y otro el de los "huelguistas domesticados".

En el primer caso, el de los huelguistas que recurren a la huelga para defender con uñas y dientes sus derechos, hablaré de los trabajadores del metro de Madrid. Desde 1976 han realizado 14 huelgas, incluyendo las generales. Desde entonces, su sueldo ha subido por encima del IPC un 7% en todo el periodo. Es decir, si desde 1976 el coste de la vida ha subido un 100%, su sueldo ha subido un 107%. Tienen un sueldo por lo general decente, no para tirar cohetes, pero bastante aceptable. Unos contratos bastante seguros, sin ser funcionarios y unas ventajas bastante envidiables. ¿Por qué? Porque han recurrido a la huelga, porque cuando se han puesto en huelga han ido todos a una, sin dar un paso atrás. ¿Han perjudicado a los usuarios? Si, puede que unos 40 días en todos estos 34 años. Pero han conservado y ampliado sus derechos. Su sueldo es un poco más bajo que el de sus homólogos europeos, pero no excesivamente. Y eso lo han conseguido haciendo eso que hoy algunos voceras llaman HUELGA SALVAJE.


En el otro extremo vamos a poner a un colectivo que no tiene, siquiera, el derecho a huelga. Un colectivo de "huelga domesticada", puesto que no pueden hacerla. Ese colectivo es la Policía Nacional. Un cuerpo de empleados públicos que ejercen una función mucho más importante e indispensable que la de los trabajadores de metro de Madrid, garantizar la seguridad del país, defender el ejercicio de las libertades y luchar contra el crimen. Solo por estos datos que les he dado, pensarán que estos policías ganan muchísimo más que los trabajadores del Metro.... PUES NO, SORPRESA!!! Un agente de Policía cobra unos 1,350 euros al mes por jugarse la vida diariamente. Cobra menos que un camarero decentemente pagado, que como mucho puede cortarse con un vaso o resbalarse. Con un riesgo muchísimo mayor que un trabajador de Metro. Resulta que la policía nacional ha perdido desde 1982 el 46% de poder adquisitivo de su sueldo. Es decir, si los precios han subido desde entonces un 100%, el salario de los Agentes del CNP sólo ha subido un 42%. Y resulta que es el cuerpo de Policía peor pagado de Europa, PERO SIN EMBARGO ESTA CONSIDERADA UNA DE LAS POLICIAS MAS PROFESIONALES DEL MUNDO.


Alguien dirá... ¿Pero y no se han quejado? Pues si, han hecho decenas de protestas en la calle, manifestaciones, concentraciones, comunicados, escritos al Ministerio del Interior desde 1982... Pero no han servido de nada. ¿Y saben por qué? PORQUE NO TIENEN DERECHO A HUELGA. Al no contar con ese derecho, no han podido ejercer esa presión que si han ejercido los trabajadores del metro. Imagínense por un momento una huelga de policías en España con un servicio mínimo del 30%. ¿Cuánto tardaría en negociarse una subida salarial de estos profesionales? Se lo diré yo. UNAS HORAS. Cuando el país entrase en el caos más absoluto, hasta el Gobierno más chulo se sentaba a negociar... pues en caso contrario el país se paralizaba.

Pero como no tienen derecho a huelga, ahí están los diferentes Gobiernos maltratándolos, riéndose de su trabajo y su profesionalidad, nunca compensada con un salario digno. Ahí están sus reivindicaciones olvidadas una y otra vez con excusas baratas. Todo esto sucede porque no tienen derecho a huelga y nunca podrán, de momento, hacer una huelga "salvaje". Porque en cuanto la hicieran ladrarían los mismos de siempre: "Policía hace huelga salvaje" "Policía no protege al ciudadano".... bla bla. Lo de siempre, vamos.

Estos dos colectivos son la prueba de como el derecho a huelga es fundamental para tener un salario decente. Ni la profesionalidad, ni la laboriosidad, ni la honradez, ni el buen hacer, ni las suplicas, han logrado NUNCA mejorar las condiciones laborales de ningún colectivo. Sólo el ejercicio de la huelga lo ha conseguido. Y parece que ahora eso molesta a algunos... Quizá deberíamos todos reflexionar antes de condenar a los huelguistas por hacer HUELGA y plantearnos si nuestra situación laboral no está relacionada con la ausencia de ese derecho tan poderoso que tenemos y que muchos, por cobardía o por desidia, nos negamos a utilizar. Quejándonos, llorando o pataleando nos consolaremos, pero nada conseguiremos. Quizá muchos deberíamos aprender la lección que esos valientes trabajadores de Metro nos han enseñado al país entero, en lugar de dar la razón a los que quieren que trabajemos como siervos, besando la mano por tener un plato de sopa en la mesa.