21 mar. 2009

Campañas absurdas... ¿Y yo que? Y tu más

España está tratando, en pleno siglo XXI, de dotar al país, a través del Gobierno que votaron casi 12 millones de ciudadanos, con el apoyo de los votantes de otras formaciones, de una ley del aborto en consonancia con el momento en el que España se encuentra y similar a otros estados libres y democráticos. En cuanto se ha mencionado la palabra aborto, los guardianes de las viejas esencias, de las esencias más puras, o mejor dicho, más putrefactas, de la España rancia, han puesto el grito en el cielo. La Conferencia Episcopal ha decidido hacer una campaña en contra de cualquier reforma de la Ley actual, sin que se haya aprobado aún la ley, gastandose una millonada en unos cartelitos donde figura un lince y al lado un niño, como dando a entender que se protege más la vida del felino que la vida del humano.

En primer lugar, hay que poner las cosas claras. Nadie, en su sano juicio, está a favor del aborto. Nadie. Pregunten a alguna mujer que haya pasado por ese trauma a ver si se encuentra feliz tras haber abortado. La respuesta será NO. Y sólo un ser inhumano diría que está a favor del aborto. Yo soy la primera persona en decir que estoy en contra del aborto. Dicho esto, la ley no es una ley que obligue a nadie a abortar, sino una ley que permita hacerlo, dentro de lo que la ciencia entiende mayoritariamente que es un periodo en el que el feto no se considera un organismo vivo.
Se trata de una ley que permite a las mujeres que asi lo necesiten abortar en unas condiciones adecuadas, y donde gocen de plena seguridad juridica para hacerlo, sin que sean perseguidas ni vejadas, después del duro trago que supone tener que abortar. Y es que, seguramente, estamos en contra del aborto, pero a favor de la libertad individual de las mujeres y de la plena seguridad jurídica de éstas para su propia persona antes y después de haber abortado. Por tanto, es de sentido común estar a favor de una ley más avanzada para que las mujeres españolas tengan las garantías sanitarias, juridicas y políticas para tomar una decisión tan dura como es abortar.

Por otro lado, es curioso las prioridades que tienen algunos. Mientras, por ejemplo, Caritas se ve casi colapsada por la situación en algunas zonas del país, cuando miles de personas en el mundo no tienen que llevarse a la boca, la Iglesia, en lugar de seguir el mensaje de Jesús y sus enseñanzas (conste que no soy creyente) se dedica a dilapìdar montañas de dinero, que en ocasiones proviene de nuestros impuestos, en apoyar a una corriente de opinión política conservadora en contra de los derechos de las mujeres y en contra de la libertad de estas. Corriente, todo sea dicho, que coincide al milimetro con la opinión del PP en este asunto.

Es curioso ver la preocupación de la Iglesia en esta campaña por los niños, muy apenados ellos. Y sin embargo, en otros casos, como muchos sabemos, algunos miembros de la Jerarquía Católica en diversas partes del planeta han sido los que han pisoteado derechos fundamentales de niños de carne y hueso, donde algunos célibes han sido sentenciados y donde parte de la cúpula eclesiástica ha ignorado esos derechos, mirando para otro lado. No es de extrañar que hayan salido carteles como este


Y es que no se puede estar en misa y repicando....

12 mar. 2009

Ari, ari, ari... PATXI LEHENDAKARI

A pesar de mi marcha temporal a Valencia, no he estado ajeno a la política, sería impensable... Viví con intensidad la campaña del PSE-EE en Euskadi, siendo miembro de una mesa electoral en Lazkao... Si, donde pusieron una bomba a nuestra sede y donde un vecino, herido, decidió tomarse la justicia por su mano. Con toda la tranquilidad del mundo, acompañado de gente socialista de corazón, que se juega la vida cada dia en Euskadi, en la Euskadi profunda, por defender sus ideas.

Ya me gustaría que ese puñado de cobardes que en Mutxamel se dedicaban a poner pegatinas de De Juana Chaos en las municipales o esos que tanto gritaban contra la "rendición ante ETA", como decían ellos, hubieran tenido el valor de dar la cara y subir a acompañar a sus compañeros vascos de partido... Pero bueno, no se puede pedir peras al olmo, ya se sabe.

Fue una experiencia maravillosa... Una sensación de fraternidad el estar con los compañeros del Partido Socialista de Euskadi todo el dia en la mesa, junto con gente de otros partidos, y ver, contra lo que se pueda pensar, que la jornada electoral transcurrió sin incidentes, que incluso los más problemáticos, obviamente los abertzales, no dieron ningún problema, siendo más tranquila que alguna de las que he vivido en Mutxamel. Increíble pero cierto.

Lo mejor de todo fue ver la ilusión ante el resultado del día 1 de marzo... Ver como alguien con 71 años lloraba diciendo "la gente que ha tenido que morir para que hayamos llegado hasta aquí". Y es que para los compañeros de Euskadi es una victoria, pero sobre todo una victoria moral: el PNV pasará a la oposición después de treinta años de dominio en Euskadi y por primera vez desde 1980 habrá un lehendakari socialista. Un lehendakari que no lo va a tener facil: lucha contra ETA, lucha contra la crisis y lucha contra la división de la sociedad en Euskadi. Un trabajo que seguramente Patxi López realizará, junto al resto de compañeros de Euskadi, con una enorme responsabilidad. Por eso, desearles desde aqui lo mejor para ese mundo nuevo que empieza a nacer en Euskadi y en España




(Foto : Con la agrupación socialista de Lazkao en el interior de la sede destrozada por la bomba. Esa zona apenas fue afectada)

Una temporada de desconexión...

Como habeis podido comprobar, el blog lleva sin actualizarse desde enero.... Este blog, que es de Joves Socialistes de Mutxamel, lo administro desde el principio, a pesar de que algunos artículos puedan ser de compañeros de JJSS. Pero el administrador soy yo, con lo cual el blog depende de la actividad que tenga. Y desde que me marche a Valencia a trabajar en lo que ha sido mi ilusión desde bien pequeño, la docencia, me he volcado por completo en ello, dejando todo lo demás un poco al margen.

De profesor he aprendido que los jovenes no son como los pintan algunos, que no son unos bandarras, inutiles, maleducados, etc..... sino que tienen valores, y piden que se valore lo que hacen, que hacen mucho más de lo que nos pensamos.

Espero poder compaginar las dos cosas, y poder volver a mi pueblo, Mutxamel, al que añoro desde Valencia... Un saludo.

Julián Jiménez